Las últimas palabras hacia Paloma e India: “Tenemos que aprender a vivir sin vosotras, pero siempre vais a estar en nuestro corazón”

El silencio y la pena se palpaba esta mañana en el Paseo Zorrilla por el último adiós de sus vecinas, Paloma e India, la madre e hija asesinadas por David Maroto en la madrugada del lunes. La Iglesia Inmaculada Concepción a pocos metros de la vivienda de ambas donde se produjo el terrible asesinato machista, ha sido el escenario escogido para despedir a estas dos vallisoletanas. Decenas de amigos y vecinos de Paloma y su hija de 8 años han querido arropar a la familia Pinedo en estos duros momentos que están viviendo en sus propias carnes.

Los familiares destrozados recibían alrededor de las 11.15 horas los féretros de la madre e hija, víctimas de violencia de género, para posteriormente comenzar con la misa funeral oficiada por el Arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, quien ha querido compartir el dolor de esta familia por la muerte de dos de sus seres queridos. “Experimentamos todos, pero nada comparado a vosotros, un dolor inenarrable y una indignación indescriptible”, pronunciaba durante el acto religioso. “Queremos y reclamamos justicia humana, pero no basta. Queremos solución a un problema que es una lacra social, la violencia marcada por las relaciones”, señaló Argüello.

Asimismo, la madre de Paloma y abuela de India, visiblemente destrozada, ha agradecido el apoyo recibido como un gesto de “consuelo”. Carmen Rodríguez ha señalado que tiene el “corazón roto” pero sabe que tanto su hija como su nieta están a su lado, al tiempo que ha ensalzado la bondad de Paloma y la dulzura de India, a las que han arrebatado la vida dejando a los familiares “vacíos por dentro”. “Nos falta aire para seguir sin vosotras”, lloraba la progenitora.

Por su parte, la hermana de Paloma, Carmen Pinedo, también se ha expresado para recordarla como una persona “buena, amable, familiar y madre maravillosa, con absoluta devoción hacia su hija” a la que calificó como una “supermamá”. Hacia la pequeña India, también se ha querido recordar su afición por la natación sincronizada, y sobre todo su ilusión por hacer la primera comunión en unos meses, “no te lo merecías, con la vida que tenías por delante”.

“Tenemos que aprender a vivir sin vosotras, pero siempre vais a estar en nuestro corazón”, ha expresado la hermana y tía de las fallecidas quien al igual que hizo su madre Carmen, ha agradecido a los vallisoletano el apoyo recibido en estos momentos y ha pedido que las dos fallecidas sigan “vivas en el recuerdo de cada uno”. Al concluir el funeral, los coches fúnebres con los cuerpos de Paloma e India se dirigieron al cementerio de El Carmen de Valladolid donde recibieron sepultura.

Mientras, el presunto autor del doble crimen machista, David Maroto Lentijo, de 44 años y natural de Tudela de Duero continúa ingresado en la UCI del Clínico y en las próximas horas será trasladado a planta. Según informan fuentes jurídicas, su puesta a disposición judicial se ha pospuesto para mañana jueves 26 de enero por parte del Juzgado de Violencia de Género de Valladolid. La Policía Nacional no tomará declaración al detenido, sino que el presunto asesino ya tendrá que hacerlo ante el juez ya que por el momento solo se conoce la confesión que hizo David a su cuñado la misma noche de los asesinatos en el Paseo Zorrilla 66.