La mujer asesinada a manos de su pareja en La Rondilla había presentado denuncia por malos tratos pero no tenía orden de protección

La mujer de 54 años que fue asesinada en la tarde del pasado sábado en su vivienda de la calle Linares del barrio de La Rondilla en Valladolid a manos de su marido había presentado una denuncia contra su agresor por malos tratos, aunque no se decretó ninguna orden de protección hacia la víctima. El cuerpo de Eva A.G fue localizado calcinado junto al de su madre de 78 años, presuntamente por el hombre de origen marroquí de 43 años que fue detenido en la noche de ese mismo día en la calle Góngora de Valladolid capital.

La Delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones, ha confirmado que el detenido ha pasado en la mañana de este martes a disposición judicial acusado tanto del asesinato de su mujer, como el de su suegra y el del hombre de 72 años de la calle Marqués de Santillana. También se le atribuyen los delitos de allanamiento de morada, lesiones y robo con violencia a dos matrimonios de avanzada edad en la misma zona de actuación en el barrio de La Rondilla.

En palabras de Virginia Barcones, el detenido de 43 años es “un sujeto extremadamente peligroso” y fue arrestado tras pasar 6 horas de los crímenes y escasos minutos después de las agresiones que sufrieron dos matrimonios de avanzada edad en sus domicilios de la calle Amor de Dios y Gutiérrez de Cetina. La Delegada del Gobierno de Castilla y León ha querido agradecer durante el acto de minuto de silencio convocado en homenaje a las víctimas de La Rondilla la “brillante” actuación policial de los agentes e inspectores intervinientes porque algunos estaban fuera de su turno o incluso de vacaciones y no pararon de buscar al presunto homicida y tampoco han salido de comisaría hasta días después de esclarecer lo ocurrido.

El minuto de silencio que se ha desarrollado a las puertas de la Delegación del Gobierno en recuerdo a los asesinados ha contado también con la presencia de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, la nueva subdelegada del Gobierno en Valladolid, Alicia Villar o la presidenta de la Federación Regional de Municipios y Provincias, Ángeles Armisén, quien ha expresado su condena por el triple crimen, el segundo por violencia de género en lo que va de año en Castilla y León.