El dispositivo de búsqueda del piloto Guillermo rastrea ya más de 20 kilómetros aguas abajo sin éxito

El operativo de búsqueda del piloto del ultraligero desaparecido este sábado en la provincia de Valladolid se ha ampliado este martes a las riberas del río Duero desde el punto en el que apareció el aparato sumergido a 3 metros de profundidad. Los buzos de los GEAS continúan peinando el río desde la pesquera de Villamarciel aguas abajo desde las lanchas sin inmersiones por la climatología desfavorable y las bajas temperaturas.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha explicado esta reformulación del operativo, que ha hecho que los GEAS no se vayan a sumergir en el río sino que realizarán las labores de búsqueda desde las embarcaciones. Además, la búsqueda ha continuado en la jornada de hoy por aire, con el helicóptero del 112 y de la Guardia Civil, así como con drones. Sumado a esto, no se descarta la incorporación de la unidad canina de la Guardia Civil para buscar desde el punto donde apareció el ultraligero y aguas abajo “hasta donde se necesite”.

La Delegación del Gobierno reconoce que “no va a escatimar ningún esfuerzo hasta dar con Guillermo. Todo el operativo estará a pleno rendimiento porque entendemos el dolor y el sufrimiento de las familias”. La investigación se inició por parte de la Policía Judicial y será la Comisión de Accidentes e Incidentes en Aviación Civil, del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana la que tome las riendas de este accidente aéreo para esclarecer las causas del mismo, si bien todo indica que el cable enganchado al ultraligero “tuvo mucho que ver”.

A lo largo del día de hoy, el dispositivo para localizar el cuerpo del segundo ocupante del ultraligero que se halló cerca de Villamarciel ha rastreado ya 20 kilómetros con medios aéreos, terrestres y acuáticos, sin que por el momento haya resultados. Los allegados de Guillermo han convocado unas batidas extraoficiales con llamamientos a través de las redes sociales para peinar la zona en busca de pruebas qe ayuden en el operativo.

Sin duda alguna, el drama en la familia del teniente alcalde de Geria va en aumento y más aún cuando ayer la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Alicia Villar, informó de manera errónea sobre la localización de ambos cuerpos sin vida y tan solo se había recuperado el cadáver de Beatriz. Momentos después la Guardia Civil sacó a flote el ultraligero y fue cuando ya definitivamente se comprobó que el piloto vallisoletano seguía en paradero desconocido.