Tordesillas acoge el segundo encuentro ‘Del campo a la industria’ para abordar la problemática del sector del ovino de carne

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha abierto hoy el segundo encuentro del ciclo ‘Del campo a la industria’, un proyecto que busca fomentar el diálogo entre los diferentes eslabones de la cadena de valor del sector agrario y que se desarrolla en colaboración con la Asociación de Empresarios del Polígono de San Cristóbal. Se trata, como ha señalado Conrado Íscar, de que agricultores y ganaderos se acerquen a las empresas más representativas del sector agroalimentario en Valladolid, que conozcan “las necesidades y problemas de cada parte de la cadena, porque juntos, productores e industria, tenéis que afrontar nuevos retos, vinculados a la sostenibilidad medioambiental, pero también económica y social”.

La visita de hoy se ha centrado en la problemática del sector del ovino de carne, de la mano de Deovino, industria cárnica dedicada exclusivamente a la carne de ovino. La empresa nace en el año 2013, de la mano de un grupo de profesionales con amplia trayectoria en el sector. Durante estos años, se ha posicionado en el mercado nacional, grandes superficies, mayoristas y canal Horeca, así como en el mercado internacional.

Se trata de una empresa joven ubicada en Tordesillas que cuenta con unas modernas instalaciones equipadas para llevar a cabo cada uno de los procesos de producción. Ofrece productos de ovino de la más alta calidad, gracias a sus minuciosos procesos de producción, que les han permitido obtener los mayores estándares de calidad. En 2020, lanzaron su marca Mamá Cordero, que incide precisamente en la apuesta por ofrecer productos preparados para facilitar su consumo de la más alta calidad.

La compañía ha sido una de las grandes impulsoras del sello BAIE, la certificación de bienestar animal puesta en marcha por la Organización Interprofesional Alimentaria del Ovino y Caprino de Carne (Interovic), en colaboración con otras entidades ganaderas como Provacuno.

El ciclo ‘Del campo a la industria’ se organiza en torno a ocho encuentros en los que grupos de agricultores y ganaderos visitan distintas industrias agrarias y agroalimentarias transformadoras de la provincia y mantienen un encuentro de trabajo, partiendo de la base de que productor e industria tienen que ir de la mano en un sector clave para la economía de nuestra provincia.

Estas jornadas profesionales pretenden que los productores conozcan qué sucede con sus productos una vez que salen del campo y el trabajo transformador que realiza la industria con esa materia prima hasta que llega al consumidor. En definitiva, se busca el contacto entre los dos eslabones más importantes de la cadena alimentaria, para que desde el diálogo y el entendimiento se consigan los objetivos de eficiencia y sostenibilidad económica, social y medioambiental.

El primer encuentro tuvo lugar el pasado mes de julio en las instalaciones del Centro Logístico de Huercasa, ubicado en el polígono de San Miguel del Arroyo. La próxima cita está prevista para el día 14 de este mes de octubre, en las instalaciones de la empresa Fertifluid en Villalar de los Comuneros.