Plano sigue donde quería estar: “Mi mayor ilusión es que el Real Valladolid esté en Primera. Afronto este año muy ilusionado”

La unión hace la fuerza, y en el caso del Real Valladolid es una de las claves en la construcción de su camino. En ello insistió Óscar Plano este miércoles en rueda de prensa, después de marcar el gol del triunfo en Getafe. “Yo intento hacer bien mi trabajo y ayudar al equipo, es la base del éxito de este año porque necesitamos a todos”, dijo. El mostoleño, que celebró sus 200 partidos oficiales como blanquivioleta con el tanto, explicó la jugada, “Sergio es muy duro en el cuerpo a cuerpo y sabía que iba a quedar el balón por ahí. Ayudé al equipo con ese gol, pero el trabajo de todos está siendo muy bueno. Lo importante es que los tres puntos se vinieron para casa”.

Ahora afrontan una nueva semana “más llevadera” tras conseguir el triunfo, aunque no por ello dejarán el pico y la pala y continuarán trabajando. “Estamos mentalizados de que tenemos que seguir en esta línea”, apuntó. Por ello, comentó que deben “ser fieles” a su estilo y a lo que les pide el entrenador, sin importar el rival: “Vamos a hacer nuestro fútbol venga quien venga. Es la base del año pasado y que nos ha permitido hacer buenos partidos esta”. Respecto al Real Betis, señaló que conocen su “nivel” y que pueden llegar “dolido” después de la última derrota. “Vamos a poner el partido complicado y será bonito. Intentaremos hacer nuestro trabajo para poner las cosas difíciles”, expresó.

Plano es uno de los veteranos del equipo y por ello es consciente de su papel en el vestuario: “Jordi, Anuar y yo somos los que más responsabilidad tenemos. Transmitir la ilusión a los chicos que vienen fuerte de abajo”. Precisamente, sobre la situación del ceutí como cuarto capitán, señaló que “es un chico de la cantera que ha estado muchos años y de los que mejor puede defender el escudo”. El curso pasado pudo devolver al Pucela a Primera, tras el año “más complicado a nivel emocional”. “Me sentía muy responsable del descenso y me metí una presión extra. Me costó un poco y la lesión no me ayudó mentalmente”. Pero salió adelante y pudo aportar su granito de arena gracias a su “familia y a que hay grandes profesionales en el Club”.

Ahora sigue donde quiere estar. “Mi mayor ilusión es que el Real Valladolid esté en Primera. Afronto este año muy ilusionado. Tenemos un buen vestuario y con gente sana. Mi idea es seguir ayudando al equipo y sumar los máximos puntos posibles para conseguir el objetivo. Está siendo mi casa durante estos seis años, mis hijos han nacido aquí y tengo mucho cariño a la ciudad”, dijo, también tratando el tema de su continuidad más allá de esta campaña, en la que acaba contrato y sobre lo que no ha hablado con la entidad.

Así, el atacante insistió en que está en el equipo para “ayudar”, sin importar la posición. “Donde me ponga el míster. Este año tenemos grandes extremos derecha que rinden bien y me toca participar en la izquierda, pero estoy contento de tener minutos donde sea”, sentenció.