Minuto de silencio en memoria de José María Méndez, el médico vallisoletano que perdió la vida en la N-111 en La Rioja

El doctor vallisoletano José María Méndez Bayón ha dejado un “recuerdo imborrable” en el Hospital Viamed Los Manzanos. El médico anestesista de 62 años perdió la vida en un accidente de tráfico en la N-111 a la altura del municipio riojano de Albelda de Iregua cuando acudía a trabajar al centro hospitalario el pasado miércoles 18 de enero.

Sus compañeros del hospital han guardado un minuto de silencio en recuerdo y memoria del vallisoletano a las puertas del centro hospitalario en Lardero. Todos los profesionales sanitarios se encuentran “conmocionados” por la perdida del médico especialista en anestesiología y reanimación del Hospital Viamed Los Manzanos, en un trágico accidente por una colisión frontal con su turismo contra un furgón en la que también falleció el otro conductor, un varón de 41 años de nacionalidad rumana.

Profesionales, compañeros y amigos durante casi dos décadas, han despedido al Doctor José María Méndez con un largo aplauso expresando así su profundo dolor por tan irreparable pérdida. El funeral por el alma del anestesista vallisoletano se celebra este viernes 20 de enero a las 18.00 horas en la Iglesia Parroquial de San Martín de Albelda de Iregua a la que él concurría cada domingo. El velatorio tiene lugar en el tanatorio San José de Logroño durante este viernes hasta las 17.30 horas.

Los sanitarios riojanos han trasladado a la familia de José María Méndez Bayón, su esposa Claudia y sus hijos Adrián y Ángela, el “profundo sentir” de todo el Grupo Viamed, y de manera muy especial, del Hospital Viamed Los Manzanos. “Hasta siempre, compañero”, rezaban los profesionales del centro.

El médico fallecido era natural de Valladolid, aunque desde el 2004 residía en la Rioja donde trabajaba como médico anestesista en el Hospital Viamed Los Manzanos. José María estudió Medicina en la Universidad de Valladolid y todos sus compañeros y amigos le describen como un hombre “preciso, responsable, dedicado a sus pacientes y comprometido con su profesión”.