Mañueco tacha de “manipulación” el conflicto de Sánchez con la Junta y le acusa de utilizar “electoralmente” a las mujeres

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reaccionado al comunicado emitido este viernes por el Gobierno central y asegura que es “la constatación del engaño” de Pedro Sánchez, en la relación a su requerimiento contra el plan antiaborto anunciado en la Comunidad. En este sentido, Mañueco ha retado al Ejecutivo nacional a acudir al Tribunal Constitucional si aún mantiene preocupación por la posición de la Junta sobre las medidas ‘provida’. “Quien marca la posición de la Junta es el presidente”, manifestó, quien enumeró todas las ocasiones que miembros de su Gobierno han explicado que “no se va a hacer nada y que ha sido todo una burda manipulación”.

Durante su visita a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid, Mañueco sostuvo que el comunicado del Gobierno de hoy, en el que renuncia a ir al Tribunal Constitucional, “es la constatación de la mentira, el engaño, la manipulación y la sobreactuación de Pedro Sánchez, un hombre sin escrúpulos capaz de cualquier cosa, con tal de mantenerse en el poder”.

“Es capaz de atacar a una Comunidad Autónoma, como Castilla y León, que ha demostrado a lo largo de la historia, pasada, presente y sin duda, futura, su compromiso con España. Ha demostrado este señor que es capaz de arrodillarse ante quienes quieren romper la unidad nacional”, criticó. Asimismo, el presidente autonómico calificó el requerimiento del Gobierno de Sánchez como una “cortina de humo” para no hablar de las rebajas de las penas por la ley del ‘Solo Sí es Sí’.

El presidente de Castilla y León añadió, que a su juicio, y aunque el comunicado deja abierta la “preocupación del Gobierno” por las declaraciones vertidas este jueves por el consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, este documento, insistió Mañueco, “pone bien a las claras” que la posición de la Junta es “que no se va a hacer nada”, insistió de nuevo, tal y como repitió junto al consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez en la declaración institucional, la propia Junta en un comunicado, y ayer Fernández Carriedo, concluyó.