El Ayuntamiento de Valladolid traslada a los alumnos del IES Emilio Ferrari los beneficios de la mediación

El próximo día 21 de enero se conmemora el Día Europeo de la Mediación, tal y como aprobó en 1998 el Comité de Ministros del Consejo de Europa. La mediación es considerada como una herramienta complementaria para la resolución de conflictos que ha ido ganando terreno, aplicándose en los ámbitos familiar, civil o mercantil, y no sólo en la esfera jurídica, sino también en la social y comunitaria. La mediación cuenta con una serie de beneficios que van más allá de la resolución del conflicto, como evitar la confrontación judicial, disminuyendo así los costes personales y emocionales que estos procesos conllevan; también mantener relaciones sociales pacíficas entre las personas y grupos que tienen una desavenencia, o favorecer que los acuerdos se cumplan de manera voluntaria.

Este año, con motivo de la celebración del Día Europeo de la Mediación, el Ayuntamiento ha puesto en marcha diversas acciones para dar visibilidad a esta efeméride. Así, se ilumina la Cúpula del Milenio en color verde como símbolo del compromiso y apoyo municipal a esta nueva forma de resolución de conflictos sociales y el equipo de mediación intercultural ha impartido tres charlas sobre mediación intercultural en el Instituto Emilio Ferrari para los módulos de Integración social, Animación sociocultural y turística y Promoción de igualdad y género.

En este sentido, la concejala delegada especial de Convivencia y Mediación Comunitaria, Carmen Jiménez, ha presentado una de las charlas programadas con estos alumnos del IES Emilio Ferrari de la capital vallisoletana en la que les ha hablado a cerca de la importancia de la mediación y de las acciones que el Ayuntamiento de Valladolid lleva a cabo en este ámbito. Como ha expuesto la concejala, “el Ayuntamiento de Valladolid, a través de la Concejalía de Convivencia y Mediación Comunitaria, desarrolla el Plan de Convivencia Ciudadana Intercultural 2019-2023, que pretende fomentar la convivencia pacífica en nuestro municipio. Esta convivencia debe caracterizarse por las relaciones positivas, de respeto y diálogo entre todas las personas, para lo que es fundamental favorecer la responsabilidad cívica y abordar proactivamente las complejidades que se derivan del aumento de la diversidad social”.

“Estamos inmersos en una sociedad en continuo cambio, cada vez más heterogénea, con una palpable diversidad, que conlleva nuevas necesidades. Esta complejidad social exige afrontar múltiples escenarios en los que el conflicto convivencial aparece con nuevos elementos como diversidad cultural, multiétnica, generacional, sexual o religiosa. Ante esta realidad, el Ayuntamiento de Valladolid ha realizado una apuesta decidida por la mediación comunitaria como procedimiento idóneo que facilita la comunicación entre las partes involucradas en un conflicto, con miras a su solución, logrando la restauración de las relaciones interpersonales y comunitarias. Desde el 1 de febrero de 2021 se cuenta con un Servicio de Mediación Comunitaria Intercultural, formado por un equipo multidisciplinar integrado por cuatro profesionales cualificadas para intervenir en conflictos de convivencia e interculturales”, ha explicado la edil.

Carmen Jiménez ha añadido que “la mediación es una materia transversal, que abarca todos los ámbitos de la vida cotidiana. Funciona como una herramienta de futuro, enseñando a las personas a solucionar los conflictos de una forma racional y no violenta que, además, fomenta el desarrollo de las propias capacidades. Todo ello desde una visión de comunidad”. Para concluir, la concejala vallisoletana ha puntualizado que “partiendo de esta visión comunitaria se trabaja principalmente la mediación preventiva consistente en facilitar la comunicación y la comprensión entre personas con códigos culturales diferentes; mejorar el clima de convivencia la comunicación y el conocimiento entre la comunidad educativa; realizar encuentros de conocimiento entre culturas; reconstruir nuevas normas de convivencia y favorecer la participación igualitaria y democrática de educandos, educadores y familias en el proyecto educativo del centro”.