LaLiga presenta denuncia en los juzgados de Valladolid por los insultos racistas a Vinicius en Zorrilla

LaLiga ha presentado las correspondientes denuncias por los insultos racistas en contra del jugador Vinicius durante el partido entre el Real Valladolid y el Real Madrid de la pasada jornada, ante los organismos judiciales, administrativos y deportivos competentes. LaLiga informa a través de un comunicado que se ha presentado una denuncia penal por delitos de odio ante los Juzgados de Instrucción de Valladolid, acompañada de las pruebas audiovisuales recabadas en la investigación que se ha llevado a cabo a través de imágenes y sonidos publicados en fuentes abiertas.

Igualmente, LaLiga ha solicitado a los Juzgados de Instrucción de Valladolid que de traslado de la citada denuncia a la Fiscalía de delitos de odio para su personación en esta causa. Por otro lado, y como se viene haciendo desde hace varias temporadas, se ha presentado escrito de denuncia por insultos racistas ante el Comité de Competición de la RFEF y la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, para su estudio y valoración de sanción.

Desde LaLiga aseguran que incrementarán los esfuerzos que realiza de forma continua para erradicar cualquier tipo de violencia, racismo o xenofobia dentro y fuera de los estadios. Para ello aumentará el número de oficiales de integridad de LaLiga presentes en los encuentros con riesgo de producirse insultos racistas, con el fin de extremar la detección e identificación de este tipo de conductas que no tienen cabida en el deporte.

Además, en aquellos estadios en los que se considere que “exista el riesgo de posibles comportamientos racistas en las gradas, se emitirán mensajes a través de la megafonía y de los soportes publicitarios que rodean el terreno de juego para luchar y condenar el racismo”. “El objetivo de LaLiga es la violencia cero en el deporte y para ello se llevan a cabo diferentes prácticas de formación, prevención, detección y denuncia en cada jornada, que son trasladadas a la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, así como la Fiscalía de delitos de odio. Del mismo modo, LaLiga denuncia y se persona como acusación en cualquier procedimiento penal relacionado con hechos violentos ocurridos en el ámbito del fútbol”, explican en dicho escrito.

Por su parte, el Real Valladolid emitió un comunicado oficial el día después de que se produjeran los insultos racistas cuando el madridista Vinicius Jr. fue sustituido. Por ello, la entidad blanquivioleta quiso hacer hincapié en “condena” de cualquier forma de racismo y lamentó mucho lo ocurrido. “El Club está, por supuesto, dispuesto a colaborar con LaLiga para llevar a cabo las investigaciones pertinentes, y se reserva la toma de medidas disciplinarias en caso de que haya abonados involucrados en los incidentes. No existe espacio para el racismo en el fútbol y la sociedad, por lo que el Real Valladolid está decidido a implementar cada vez más medidas que permitan concienciar, evitar y combatir cualquier episodio similar”, aseguró el Club quien al mismo tiempo zanjó la polémica señalando que estos “aislados incidentes” no representan a la inmensa mayoría de aficionados blanquivioletas, siempre respetuosos.