La hermana de Esther López recuerda la última noche de la joven de Traspinedo: “Óscar y Carolo debieron escribirla. Maldita la hora”

La hermana de Esther López, ha vuelto a salir públicamente en televisión para pedir justicia por la muerte de la joven de 35 años de Traspinedo. Inés López de la Rosa habla sin tapujos de lo que supuestamente ocurrió aquella fatídica noche del 12 de enero cuando su hermana salió con unos amigos y nunca más volvió. Las últimas horas de Esther están relacionadas con dos personas de su entorno y que se convierten en los principales sospechosos de este crimen que lleva sin resolverse ya casi 9 meses.

Inés López de la Rosa, ha cargado duramente contra el principal investigado de la muerte de su hermana en una entrevista en ‘Equipo de Investigación’ y que recoge sus declaraciones este periódico. Óscar S.M., el mayor sospechoso de la Guardia Civil, se encuentra en estos momentos en libertad sin ninguna medida cautelar por su relación con la desaparición y muerte de Esther. “Yo lo que sé es que mi hermana salió a ver un partido, y que la debieron escribir Óscar y Carolo; maldita esa hora”. Y es que precisamente, la versión de Óscar es que dejó a la joven de Traspinedo en una carretera secundaria alrededor de las 03.00 horas de la mañana después de que Carolo se bajara del turismo en el Restaurante La Maña.

A los pocos minutos, Óscar cuenta que Esther quería seguir de fiesta y que como él se quería ir a casa, ésta se enfadó y se bajó del coche para buscar a Carolo. Desde ese momento, la pista de Esther se borra del mapa ya que nunca llegó a casa de Carolo y según Óscar, él tampoco la volvió a ver. Según la confesión del principal sospechoso ante la jueza de Instrucción número 5 de Valladolid, relata que la víctima le llamó “rancio y se enfadó conmigo” cuando, supuestamente, este no quería seguir de fiesta.

Inés López de la Rosa sospecha de esta situación ya que cuenta que todas las personas que vieron a Esther esa noche y estuvieron con ella explicaron que en ningún momento ella dijo quisiera salir de fiesta. De hecho, Esther previamente a quedar con Óscar y Carolo estuvo viendo un partido de fútbol en un bar de Traspinedo y al finalizar después de tomar una cerveza en casa de otro amigo, les había indicado a estos dos a través de un audio que ella se iba a ir para casa. Finalmente, ella aceptó quedar con Óscar y Carolo con los cuales estuvo en otro bar de la localidad y después en una zona alejada llamada las bodegas.

Precisamente, en las últimas horas han salido a la luz el último audio que envió Esther López con vida: “Ey amigo. Estoy bien, aquí en casa esperando a Luisillo. A ver si viene y vamos a ver el partido”, envió la joven a un amigo. Siete horas después, el rastro de la vecina de Traspinedo se perdió para siempre. En este sentido, Inés cuenta que su hermana Esther era “muy generosa, y demasiado confiada” y siempre se la veía con una sonrisa en la cara.

Casi un mes después de su desaparición, la familia de Esther recibió la peor de las noticias cuando el 5 de febrero localizaron el cadáver de la joven en una cuneta de acceso a Traspinedo. El cuerpo apareció boca abajo con todas sus pertenencias alrededor e incluido su móvil a pocos metros de ella y sin una sola huella. Una circunstancia que hizo pensar a los investigadores que se trataba de un atropello aunque poco después también señalaron el posible traslado del cadáver hasta ese lugar unas horas antes por la ubicación del cuerpo y por la colocación de los objetos ya que era prácticamente imposible que tal y como se encontraba Esther llevara ahí más de 20 días.

Las nuevas tecnologías podrían ser claves a la hora de resolverse este caso ya que los repetidores de la señal de wifi de los teléfonos de Esther y Óscar ya señalan al varón en localizaciones sospechosas, e incluso se registran llamadas del principal sospechoso a un teléfono antiguo de su amiga, y que ni él mismo ha sabido explicar el porqué lo hizo. En este contexto, la investigación también se centra en conocer el motivo por el que móvil de Óscar y Esther tienen activado el modo avión a las mismas horas entre las 06.32 y 08.55 horas del día después de la desaparición cuando ellos dos ya no están juntos y Esther no posee su móvil.

Óscar siempre ha mantenido ante la jueza que él no sabe poner su móvil en modo avión, una coartada que desmiente rotundamente la hermana de Esther López de la Rosa ya que ella misma confiesa que ha visto como Óscar ha puesto el modo avión de su teléfono en varias ocasiones para rechazar llamadas de una antigua novia. “Venga, por favor. Que has estado de fiesta con nosotros, te has quedado en casa de tu amiga Inés, y has puesto el móvil en modo avión porque tu expareja te estaba llamando una y otra vez, una y otra vez, y has puesto el modo avión para no saber nada de la vida delante de mis narices”, se mostraba resignada Inés en el programa de La Sexta.

Las últimas novedades en el caso de Traspinedo apuntan a que la jueza Soledad Ortega ha pedido urgentemente el informe de la centralita del coche de Óscar, un Volkswagen T-Roc, la cual estaba borrada y sin ningún dato que pudiera revelar que Óscar sufrió un golpe con su turismo fruto de un atropello a Esther aquella noche del 12 de enero y que podría encajar todas las piezas del puzle. Sin embargo, la magistrada mantiene que en estos momentos no se puede hacer un relato fáctico de lo que sucedió esa noche, aunque Óscar, permanece en el foco de atención y los investigadores controlan todos sus movimientos.