La carta de Mañueco a Sánchez ante la “propaganda sobreactuada” con el protocolo para embarazadas de Castilla y León

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para criticar la decisión del Ejecutivo nacional de abrir un requerimiento sobre, lo que el presidente autonómico, considera “una cuestión ficticia” y “propaganda sobreactuada”, con un llamamiento expreso a que “reflexione”. En la carta, Fernández Mañueco insiste en que en Castilla y León “no hará ninguna modificación en el protocolo de atención a la interrupción del embarazo”, y a su juicio, está “ajustado” a la legislación nacional vigente y al criterio clínico en cada caso.

“No se obligará a nada ni a los facultativos ni a las mujeres, por lo que le ruego abandone los esfuerzos de su Gobierno en cuestiones ficticias para poder centrarse en la realidad y en sus competencias”, pide Mañueco a Sánchez en la carta que remite “con plena lealtad institucional” pero a la vez “preocupado” por “distintas decisiones, declaraciones y comunicaciones” de distintos miembros del Gobierno por la acción del Ejecutivo de Castilla y León, “de acuerdo a sus competencias y siempre desde el absoluto respeto a la Ley y a la Constitución Española”.

“Tanto España como Castilla y León afrontan problemas muy serios que necesitan de unidad entre administraciones, sentido de Estado y rigor en la gestión para ser abordados”, añade el presidente de la Junta que lamenta “profundamente” que el Gobierno de la nación haya anunciado el envío de un requerimiento a la Junta “en vez de afrontar los problemas reales de la ciudadanía”. “Sin ir más lejos hubiésemos preferido que el Ministerio de Sanidad hubiese ejercido, en este caso sí, sus competencias para paliar el déficit de médicos que padece nuestra Atención Primaria a nivel nacional o que el Ministerio de Igualdad se preocupase por los dos centenares de agresores sexuales que ya han visto rebajadas sus penas o salido de prisión en toda España por la entrada en vigor de la Ley de Garantía integral de la libertad sexual”, añade Mañueco.

Para el presidente de la Junta, afrontar estos dos asuntos serviría para resolver “un problema real sanitario” que, según reprocha, el Gobierno de España no ha querido afrontar en cuatro años “y corregido los efectos de un grave perjuicio a los derechos de las mujeres que el Ejecutivo que usted encabeza ha cometido directamente. “Lamento su indolencia en ambos casos y le solicito que reflexione al respecto. Con todo respeto, el Gobierno que ha provocado el mayor retroceso en la defensa de las mujeres con una ley equivocada y aún no corregida carece de autoridad para dar lecciones en esta materia”, manifiesta el dirigente autonómico.

Además, Fernández Mañueco explica también a Sánchez en su escrito de este martes que Castilla y León es una Comunidad que “siempre ha hecho gala de un sentido inquebrantable de la lealtad institucional” y considera “revelador” que el mismo Gobierno que ha iniciado un proceso de requerimiento contra la Junta por el asunto del protocolo del aborto “ignore que otros ejecutivos autonómicos incumplan sistemáticamente la legislación española en ámbitos como la educación”.

“Sin otro particular considero aclarados los términos de esta cuestión, sin detrimento de que su requerimiento será respondido expresamente a través de los cauces formales oportunos”. Mañueco pide a Sánchez que traslade la carta a la ministra de Sanidad “y candidata de su partido en las próximas elecciones”, precisa, para que pueda hacer “sus futuras declaraciones basándose en la realidad de los hechos, y no en falsedades prolongadas en el tiempo”, concluye Mañueco.

El presidente de Castilla y León ha informado del envío de esta carta a Sánchez a través de sus redes sociales y aclara que enviará una carta a Pedro Sánchez para “lamentar que su Gobierno haya decidido combatir con inusitada dureza un conflicto irreal y haya anunciado el envío de un requerimiento sobre un cuestión ficticia”, había aseverado en concreto el jefe del Ejecutivo de Castilla y León que, en un segundo mensaje tachaba la actitud del Gobierno de la nación de “propaganda sobreactuada”. “Defenderé siempre a Castilla y León frente a los ataques de Sánchez”, asegura el presidente de la Junta.