La alcaldesa de Hornillos carga contra el PSOE y Óscar Puente: “Hace 15 años que no hablo con este señor. Si quiere le recuerdo a que vino a mi pueblo”

La contratación de Teresa López como asesora jurídica del PSOE en la Diputación de Valladolid está agitando el ambiente en el seno del partido a nivel provincial. La primera reacción al fichaje de la exsenadora y exalcaldesa de Medina del Campo llegó con la dimisión del diputado socialista Javier González Trapote quien criticó el proceso de selección en el PSOE de Valladolid calificándolo de “indigno”. Días después, la alcaldesa de Hornillos de Eresma, Coral López de la Viuda, presentaba su baja como afiliada al Partido Socialista mostrando así su rechazo a la incorporación de Teresa López.

El secretario general del PSOE de Valladolid, Óscar Puente, salió a la palestra para defender el nombramiento de la exsenadora y aludió a que el debate sobre Teresa López era “ridículo” y señaló a las dos opiniones contrarias a este nombramiento -González Trapote y López de la Viuda-, lamentando la “falta de compromiso”. Ante la baja de la alcaldesa de Hornillos, Puente confirmaba que “hace mucho tiempo que dijo que se iba del partido” e incluso opinaba que “solo tiene compromiso consigo misma y ha aprovechado el momento para hacer lo que ya tenía decidido a hacer”.

Ante estas palabras, Coral López no se ha quedado callada contra el Partido al cual se debía hasta hace unos días, y en especial, contra Óscar Puente. En primer lugar, en un escrito al que ha tenido acceso este periódico, la alcaldesa de Hornillos de Eresma apuntaba a que “este señor -aludiendo a Óscar Puente-, debería de diferenciar entre los que cobran gracias al partido, esos que tienen un compromiso pero un compromiso mensual ya que su nomina depende de ello, y los que lo hacemos por principios y valores, y sobre todo, por el bien de nuestra provincia la cual este señor conoce muy poco”.

Además, la exsocialista revelaba que hace 15 años que no habla con Óscar Puente y aprovechó este comunicado para atacarle en primera persona incluso yendo más allá del aspecto político. “Si quiere le recuerdo a que vino a mi pueblo” amenazaba la regidora, la cual concluyó que “por dignidad y coherencia me voy de mi partido que le quede claro a este señor”.

En todo este revuelo generado en el Partido Socialista provincial, Óscar Puente zanjó la polémica detallando que el puesto de asesor jurídico de la Diputación Provincial lo ocupó Fernando Verdugo durante casi 30 años y los requisitos que se han exigido son exactamente los mismos, y ha apostillado que el PSOE podría haberlo puesto perfectamente a dedo “porque no teníamos necesidad de recurrir a un procedimiento o una convocatoria pública o semipública”.

El secretario general socialista también ironizó con que si a alguien le parece extraño que el PSOE contrate como asesora jurídica a una persona que ha sido abogada 30 años con experiencia en derecho municipal durante su etapa como concejala y alcaldesa de un municipio importante de la provincia, “igual teníamos que haber pedido nociones de álgebra”.