El Juzgado condena a dos okupas de La Molinera al desalojo del edificio en 5 días y a una multa de 480 euros

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid ha condenado por un delito leve de usurpación a dos okupas que entraron en el edificio de La Molinera después de que fuera desalojado por orden judicial, según informan fuentes jurídicas a este periódico.

El juez les impone una multa de 480 euros a cada uno de los acusados y da cinco días de plazo para que abandonen el inmueble ocupado en Valladolid. En caso de no hacerlo voluntariamente, se procederá al desalojo forzoso.

El colectivo de La Molinera vivió el pasado mes de marzo un intento de desalojo por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que no se pudo proceder, ya que la notificación contenía un error. El desalojo fallido provocó la reokupación por parte del colectivo que manifestaron su intención de quedarse en el edificio, el antiguo hotel Marqués de la Ensenada.

Además, los miembros de La Molinera convocaron una consulta ciudadana el pasado 21 de mayo en Valladolid para conocer de primera mano la valoración de los propios vallisoletanos sobre su permanencia en el inmueble. El colectivo colocó casi una veintena de mesas informativas y de votación por la ciudad bajo el lema ‘Valladolid tiene la llave’. En dicha votación el resultado a favor de su permanencia fue del 97,5% frente a la negativa del 1,89%.

Por su parte, el colectivo ha criticado el ambiente en el que se ha celebrado el juicio contra dos de sus compañeros ya que consideran que se ha desarrollado con “dureza y numerosas faltas de respeto”. La Molinera añade, en un comunicado tras el juicio celebrado esta última semana de julio, que uno de los acusados que tenía que sentarse en el banquillo sufre una “enfermedad crónica” y que tuvo “crisis de estrés” a causa del acto judicial y que el propio juez no ha tenido en cuenta el informe médico del Hospital Río Hortega.