El Defensor del Pueblo actuará de oficio y abre una investigación en el caso de la muerte del menor en el Centro Zambrana de Valladolid

El Defensor del Pueblo inicia una actuación de oficio en el caso del menor tunecino de 14 años fallecido este jueves en el Centro Regional Zambrana de Valladolid. La institución que preside Ángel Gabilondo ha comenzado a solicitar información acerca de la muerte del joven tras sufrir una crisis violenta y ser reducido por los guardias de seguridad ante su comportamiento agresivo “con el personal educativo y las instalaciones”, tal y como informaba la consejera de Familia en funciones, Isabel Blanco, en una rueda de prensa extraordinaria.

Con motivo de su fallecimiento en el que se implican varios factores, el Defensor del Pueblo ha pedido toda la información acerca de las actuaciones que se llevaron a cabo en la noche del jueves en el Centro para Menores Infractores Zambrana de Valladolid. Según señalaba la Junta de Castilla y León, el personal de seguridad actuó con medidas de contención físicas y mecánicas según establece el protocolo, y “no era la primera vez que se utilizaban por conductas agresivas del menor”, apuntaba la consejera.

El Defensor del Pueblo se ha dirigido a la Fiscalía General del Estado para aclarar las circunstancias y actuaciones en este caso. En 2020 la institución formuló una recomendación al Ministerio de Justicia para pedir que se prohibieran las contenciones mecánicas en los centros de internamiento para menores infractores que en los últimos diez años habían provocado la muerte de otros tres jóvenes en varias provincias españolas.

Para el Defensor del Pueblo, ese tipo de conflictos “deben resolverse mediante técnicas no violentas de desescalada” y enfatiza que la Ley Orgánica 8/2021, de 4 de junio, de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia asume el criterio de la institución con el fomento de la prohibición del uso de contenciones mecánicas en estos centros de menores con problemas de conducta.

El menor fallecido era natural de Túnez y había ingresado recientemente en el Centro Zambrana de Valladolid, pasando por diferentes centros de la Comunidad. El joven llegó a Castilla y León en noviembre de 2021 solo, tras ser operado en Suiza y tener problemas cardiacos. Según relata el propio chico en ese momento su madre vive en Túnez y su padre con el que convivía antes de acudir a España estaba en Sicilia. En los tres centros en los que residió el menor registraba conductas “disruptivas, insultos y agresiones”. La Gerencia de Servicios Sociales se ha puesto en contacto con la madre, residente en Túnez, y esperarán los resultados de la autopsia y la decisión de la familia para trasladar o dar sepultura al cuerpo.