El Ayuntamiento de Valladolid dotará de más espacios verdes a la ciudad y no reforzará la seguridad en barrios como La Rondilla

El Ayuntamiento de Valladolid ha celebrado hoy su primer Pleno del nuevo curso político que se presenta trepidante y con la actualidad municipal en alta tensión con las elecciones ya en el horizonte. En la sesión plenaria de este martes 6 de septiembre, el Consistorio ha aprobado por unanimidad el hermanamiento entre la ciudad vallisoletana y su homóloga de México con el fin de estrechar lazos culturales con el estado de Yucatán. Asimismo, el Pleno también ha dejado otro acuerdo unánime para mejorar y dotar de más zonas verdes a la capital del Pisuerga.

Se trata de una moción presentada por el Grupo Municipal Ciudadanos con enmiendas del Grupo Valladolid Toma La Palabra. Las olas de calor de los últimos meses y el incremento en el precio de la energía “han dejado patente la urgente necesidad de tomar cartas en el asunto para que todos podamos disfrutar de unas zonas verdes limpias y de calidad, en todos los barrios de Valladolid”, ha expuesto el portavoz, Martín Fernández, en el pleno celebrado en el Ayuntamiento. El grupo municipal Ciudadanos, ha defendido que “es fundamental que estos espacios verdes puedan convertirse en los lugares de encuentro que merecemos” para al mismo tiempo añadir que “tenemos que aprovechar al máximo y con el máximo respeto nuestros grandes pulmones naturales”.

Las dos enmiendas presentadas por uno de los socios del equipo de Gobierno, de Valladolid Toma La Palabra, se centraron en solicitar al Ejecutivo municipal la revisión del reglamento de parques y jardines con un proceso participativo. Por su parte, la segunda petición de la formación de izquierdas ha sido la creación de nuevos jardines en la ciudad así como la mejora de las ya existentes como espacios verdes de libre uso en las que se permitan actuaciones, actualmente prohibidas en el reglamento como pisar el césped o instalar quitavientos.

En otro orden de asuntos, el Ayuntamiento de Valladolid ha rechazo la moción presentada por el Grupo Municipal Popular en el que reclamaban reforzar la vigilancia y la seguridad en algunos puntos de la ciudad como Delicias o La Rondilla, este último en relación a los últimos episodios violentos vividos en el barrio con la muerte de una madre a manos de su hijo, y el triple crimen de las calles Linares y Marqués de Santillana. El concejal de Seguridad Ciudadana, Alberto Palomino, defendió que los datos de criminalidad en Valladolid son “inferiores a la media nacional” por lo que dejó entrever que Valladolid es una de las ciudades más seguras.

Ya por último, el Pleno se celebró en el quinto día de fiestas de la Virgen de San Lorenzo por lo que los festejos también centraron el debate de la sesión. En este caso, Vox preguntó al Gobierno Municipal si tomarán alguna medida sobre el uso ideológico de espacios por parte de grupos de izquierdas en la ciudad durante estas jornadas festivas e instó al Ayuntamiento a “garantizar unas celebraciones comunistas free”. Una proposición que fue respondida por la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, quien aseguró que “no van a hacer nada como tampoco van a hacerlo contra las casetas propagandísticas de Vox que tienen en diferentes puntos de la ciudad”.