Destrozan con pintadas homófobas varios murales urbanos en el centro de Valladolid

El arte de Valladolid ha sufrido en los últimos días unas pintadas homófobas en el centro de la ciudad. La artista Patricia Martín ha denunciado a través de sus redes sociales el acto vandálico que sufrió su obra dentro del Festival Ephemera durante el Día de Navidad. Los murales que se ubican en el mobiliario municipal cercano a la Plaza Mayor sufrieron insultos homófobos como “No gays” y “Pesetas y cunetas”, lo que provocó la enorme tristeza y rechazo por parte de la artista vallisoletana que lamenta en estos tiempos ocurran episodios semejantes.

Patricia Martín restauró los murales situados en la Plaza Mayor y Fuente Dorada el pasado mes de octubre por pintadas previas y ahora ha vuelto a ver como su arte es vandalizado en esta ocasión con mensajes de odio contra las personas homosexuales. Desde Ephemera, festival de arte urbano de Valladolid, han mostrado también su máxima repulsa a estos episodios asegurando que “es la segunda vez que desde CreArt apoyamos la creación de esta pieza por parte de Patricia Martín, ilustradora vallisoletana. Y viendo lo que ha vuelto a suceder creemos que sigue siendo necesario darle visibilidad”.

En este sentido, la propia creadora ha compartido las imágenes que destrozan su creatividad y ha querido denunciar públicamente este tipo de mensajes tan cargados de odio. A su vez, ha agradecido el apoyo a todas las personas que se han preocupado por estas pintadas. “Es muy esperanzador ver cómo os habéis pronunciado. Imagino que no solo me reconforta a mí, sino a toda la ciudadanía, ya que, al fin y a cabo, es un ataque contra la tolerancia, respeto y amor a los que toda ciudad aspirar a respirar”.

La artista vallisoletana también hacía un llamamiento a que “todos podemos hacer de este mundo un lugar más amable cada día, ojalá podamos convivir todos sin miedo”. “Solo pretendo hacer visible la realidad tan hostil que viven miles de personas a diario”, explicaba al tiempo que criticaba que “por desgracia, hay miles de ataques como este cada día, pero en esta ocasión me toca a mí denunciarlo públicamente porque me toca de cerca”, concluye.

Esta obra de Patricia se enmarca dentro del Festival de Ephemera, organizado por Creart Valladolid, y que trata de embellecer los rincones más desconocidos de la ciudad con pinturas a través de una mirada reflexiva e inquieta. Paralelamente, en las últimas semanas, también han aparecido pintadas en otras esculturas y mobiliario urbano como la destacada estatua de El Cofrade en la Plaza de Portugalete en las que se podía leer los insultos de “zorrita” en la frente de la niña cofrade y “pederasta” en el papón.