VÍDEO | Villalón del Campos saborea su tradición quesera con la presencia de más de 3.000 personas en su tradicional mercado

El mayor Mercado del Queso de la provincia de Valladolid se ha desplegado este sábado en el corazón de Tierra de Campos. La localidad vallisoletana de Villalón ha celebrado su tradicional actividad quesera con una treintena de puestos sobre sus calles con decenas de tipos de queso y diferentes productos artesanales como acompañantes ideales para este manjar de la gastronomía castellana y leonesa. Y es que Villalón de Campos ha saboreado como nunca su tradición con el queso de la mejor manera posible, superando las expectativas de visitantes y el buen tiempo acompañó esta jornada redonda, y nunca mejor dicho.

Desde primera hora de este este sábado, los mejores productores de queso de Valladolid y de distintos puntos geográficos de nuestra península levantaron sus puestos para ofrecer una oferta gastronómica de primer nivel y para todos los gustos. Desde el queso más suave hasta el más curado pasando por semicurados y cremosos de distintos tipos sin olvidar aquellos de oveja, cabra o vaca. Los amantes del queso se dieron un festín con este producto lácteo que también tiene sus originales sabores y que en Villalón se mostraron al público.

Entre puesto y puesto, no faltaban las bandejas de degustación y cata irresistibles para todos aquellos ‘Cheese Lovers’ que pasaban por su lado. El XI Mercado del Queso de Villalón ha ofrecido una amplia carta de quesos para todos los paladares y gustos con los más tradicionales hasta los más innovadores. El queso de arándonos y trufa, queso picante, cabrales, queso azul, queso con pimentón, cremas e incluso tortas de queso sorprendieron a todos aquellos que se llevaban una muestra a la boca y que tras degustarlo se llevaban su trozo para casa.

La tradición mercantil de Villalón de Campos del Siglo XIII volvió a estar presente sobre las calles de la localidad terracampina, y en esta ocasión, los productos lácteos fueron los grandes protagonistas. Sin embargo, los más pequeños disfrutaron de divertidos talleres de elaboración de pan y de queso, así como juegos de telares y divertidas atracciones con una vaca gigante y pinturas de quesos. El municipio desprendía un delicioso aroma a queso e incluso su Plaza del Rollo, la más emblemática, se encontraba engalanada con asombrosos reproducciones de quesos, conocida esta exposición como ‘Cheese Parade’ que impresionaba en cada rincón porque los villaloneses están orgullosos de sus productos autóctonos.

Esta pasión hacia el queso se remonta desde tiempos atrás con su queso más señalado, pata de mulo, que se trata de un producto fresco, elaborado por leche de oveja y vaca, y que suele cuajar tan pronto se ordeña. El queso de Villalón se presenta a los consumidores en forma de cilindro y carece de corteza siendo su pasta blanda y compacta. Asimismo, según lo definen sus vecinos tienen un sabor dulzón, ligeramente amargo, y suele acompañar a ensaladas y postres con membrillos o mermeladas.

Y ya como culmen a esta jornada quesera, el Ayuntamiento de Villalón de Campos organizó dos catas populares ofreciendo varias muestras de diferentes quesos de la provincia vallisoletana y de otros rincones para que nadie se quedara sin probar los manjares redondos. Precisamente, la organizadora de las catas populares, Natalia Moro, reconocía en pleno trajín de degustaciones que esta edición del Mercado del Queso “está siendo un éxito porque no esperábamos que fuera a venir tanta gente ya que este fin de semana se celebran otras citas similares en la Comunidad”. A mitad de la jornada, ya se contabilizaron más de 2.000 personas en el mercado y a lo largo de la tarde hasta 3.000 personas acudieron al evento gastronómico “por lo que superamos las previsiones”.

La cata popular de quesos consistía en paladear tres tipos de quesos acompañados de pan y vino para hacer una visita lo más rica posible. La organizadora aseguraba a este periódico que es una de las actividades que más demanda y éxito tienen dentro de la cita quesera junto también con el Museo del Queso y los distintos talleres celebrados en los puestos. Asimismo, Natalia no destaca un queso preferido entre los catadores “ya que todos los quesos tienen su público”, aunque muchos vienen buscando el típico queso fresco de Villalón.