VÍDEO | Medina del Campo saluda a los Pajes Reales en una espectacular cabalgata de lo más animal

“¡Ya vienen los Reyes Magos… caminito de Medina del Campo!”. Los niños de la Villa de las Ferias cuentan las horas para recibir con los brazos abiertos a Sus Majestades de Oriente que llegarán el próximo 5 de enero cargados de regalos y sonrisas como manda la tradición. Pero antes, para que esto sea posible, los Pajes Reales de Melchor, Gaspar y Baltasar se adelantan al Día de Reyes para recoger las cartas con los deseos de los pequeños y mayores medinenses para que todo llegue a tiempo a la noche más mágica del año.

Mientras tanto, Medina del Campo ha celebrado este 2 de enero una de sus grandes citas en las Navidades más blancas de la provincia de Valladolid. Después del gran desfile de Papá Noel, este lunes los protagonistas han sido los ayudantes de los Reyes Magos que a bordo de sus camellos y dromedarios han pisado por primera vez en este 2023 suelo medinense. Además, de los mencionados Carteros Reales, el gran atractivo de esta cabalgata ha sido el séquito de animales que acompañaron a las figuras de Oriente para deleitar a todos los vecinos y visitantes.

Las calles de la localidad medinense se han convertido en un auténtico zoológico con especies animales de todo tipo. Desde elegantes caballos pasando por exóticas llamas, ponis, bueyes o burros, pero sin duda alguna, los enormes camellos y dromedarios se llevaron todos los focos de esta jornada provocando una enorme expectación donde todas las miradas se fijaban en las jorobas de estos bellos animales.

El desfile arrancó a las 18.00 horas saliendo de la Plaza de Toros a ritmo de charanga y con el mejor ambiente previo a Reyes que ya se empieza a sentir en la villa. La ilusión de los más pequeños se podía ver en sus caras cada vez que un Paje Real les saludaba y su expresión de asombro llenaba de amor y pasión hacia los animales que dejaban su huella a su paso por Medina del Campo. Este tradicional desfile se lució por las principales calles como Gamazo, Plaza Mayor, Maldonado, Lope de Vega y Padilla a golpe de caramelos que recogían los niños de mano de los ayudantes de los Reyes de Oriente.

Los Pajes Reales sobre sus camellos en Medina del Campo | Valladolid Plural

Medina del Campo estaba entregada con la segunda gran Cabalgata de estas Navidades y nadie se quería perder este ilusionante día. La música y los villancicos animaban la llegada de los protagonistas de Oriente a la Plaza Mayor de la Hispanidad que este lunes lucía como nunca. La enorme pista de hielo junto a la preciosa bola roja y la fachada del Consistorio llena de luces hicieron brillar el corazón del municipio durante esta tarde.

Tras la cabalgata por las calles de Medina del Campo, los niños tuvieron la oportunidad de entregar su carta a los Pajes Reales quienes posteriormente se las darán en mano a Melchor, Gaspar y Baltasar con los deseos de los más pequeños. La emoción se palpaba en el ambiente y todos las familias allí presentes querían inmortalizar este bonito momento.

Y aunque las Navidades afrontan sus últimos días de celebración tras la Nochebuena y Nochevieja, aún quedan varios días de actividades y citas muy queridas entre los medinenses. Antes de recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar en la gran Cabalgata de Reyes el próximo 5 de enero a las 18.00 horas, los vecinos podrán disfrutar de un Belén Viviente en la Plaza Mayor, un concierto de Año Nuevo este martes 3 a las 20.30 horas en el Auditorio Municipal Emilio Allende, y mucho deporte y misterio para los jóvenes de cara al fin de semana.

Y ya en el Día de Sus Majestades, desde primera hora, los tres grandes protagonistas de Oriente visitarán a los niños del Hospital de Medina del Campo para que sepan que sus deseos también se harán realidad esa noche al igual que ocurrirá en cada uno de los hogares. Además, una vez se bajen de sus enormes y brillantes carrozas, los Reyes Magos harán una recepción con los niños y mayores en la Iglesia de San Juan Bautista de Rodilana. Aún quedan varios días por disfrutar de unas Navidades que han recuperado la magia de antes, donde las mascarillas han dicho adiós y las sonrisas de niños y mayores se ven más allá de la estrella de Belén.