Una plaza de San Nicolás más atractiva con mejoras de accesibilidad, zonas verdes y nuevo mobiliario

La Plaza de San Nicolás adquiere un nuevo aspecto más amable y accesible para los vecinos de la zona. El alcalde de Valladolid, Oscar Puente, junto con el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, han visitado este jueves las obras de reurbanización de la zona. Durante este pasado verano hasta finales del mes de septiembre, se han ejecutado las obras de reforma de la Plaza de San Nicolás y entorno del CEIP Isabel la Católica que ha contado con una inversión total de 115.000 euros, y cuya actuación había sido aprobada en la última convocatoria de Presupuestos Participativos.

El citado entorno presentaba una serie de deficiencias tales como: pavimentos envejecidos y muy levantados por las raíces de los árboles, mobiliario urbano obsoleto e irrecuperable con un banco continuo de hormigón levantado por dichas raíces y fuera de toda normativa, problemas de accesibilidad en las distintas aceras del entorno, problemas de seguridad peatonal en algunos cruces, y mal estado de la jardinería y arbolado. Inicialmente, la intervención fue evaluada por el Servicio de Parques y Jardines, que determinó la necesidad de sustituir ciertos ejemplares y diversificar las especies, si bien dado que el grueso de las actuaciones consistían básicamente en obra civil, se dio traslado al Servicio de Espacio Público e Infraestructuras para su ejecución.

La solución adoptada ha consistido en la reordenación de los distintos espacios, ampliando la superficie de zona verde en el frente de la fachada principal del colegio, con renovación completa de la tierra vegetal, el césped y la red de riego, eliminación de una parte de los chopos y plátanos existentes, ya degradados y sin posibilidad de un correcto desarrollo dado que en su momento se plantaron demasiado próximos entre sí, y su sustitución por nuevos ejemplares de especies más diversas y portes más adecuados a las dimensiones disponibles. Estos nuevos árboles se plantarán en breve, cuando comience la época climatológica más adecuada. En cuanto a la pavimentación, se ha rehecho la plazuela frente al colegio, con menor dimensión enlosada en favor de la zona verde pero mucho más útil y accesible al desaparecer los ejemplares cuyas raíces lo hacían intransitable y con bancos de madera perimetrales mucho más cómodos.

Tal y como ha explicado el alcalde Óscar Puente, se han ampliado y mejorado las conexiones con las aceras perimetrales, y se han repavimentado y corregido dichas aceras contiguas a los laterales del colegio tanto la de la calle Puente Mayor como la del inicio de la calle Imperial. Igualmente se ha ampliado la acera paralela a la calzada de la propia Plaza de San Nicolás, se ha uniformado en ancho de la acera opuesta de la calle Puente Mayor, y se han rehecho los pasos de peatones de la plaza con las calles Imperial y Puente Mayor acortando su longitud mediante la construcción de las correspondientes “orejas” mejorándose su seguridad.

Todas estas nuevas pavimentaciones se han realizado con losas de árido granítico y acabado granallado, en continuidad con las del entorno, incorporando pavimento táctil en los rebajes para personas con movilidad reducida. El aparcamiento en línea contiguo a la calzada de la propia plaza se ha reconstruido con una anchura homogénea y pavimentado con adoquines de hormigón.

En lo que se refiere al mobiliario, además de los bancos de madera ya indicados y el mantenimiento de la fuente clásica de piedra caliza, se ha colocado una valla de contención peatonal frente a la puerta del colegio que da a la calle Puente Mayor, la más utilizada, lo que había sido solicitado por la dirección del centro. Asimismo, se ha mejorado la accesibilidad por dicho acceso eliminando el peldaño interior y ajustando la altura de la puerta a la nueva rasante de la acera.

En cuanto a las redes de servicios, la principal renovación ha sido de la red de riego de las zonas verdes, aunque también se han realizado actuaciones puntuales en las redes de abastecimiento con pozos de válvulas, saneamiento con nuevos sumideros y pozos y alumbrado con un nuevo punto de luz. Se ha aprovechado asimismo para renovar la recogida exterior de bajantes de pluviales del colegio cuyo estado imposibilitaba el adecuado mantenimiento.