¿Una peineta o un gesto involuntario de Mañueco? La última polémica entre PP y PSOE en las Cortes de Castilla y León

Los Plenos en las Cortes de Castilla y León nunca están exentos de polémica, y sin duda la sesión parlamentaria de la jornada de este miércoles 22 de marzo ha dado mucho de qué hablar. El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha sido acusado de hacer una peineta a la procuradora del PSOE autonómico Rosa Rubio durante su intervención en el Parlamento. Según se ha podido ver en imágenes difundidas del Pleno de las Cortes, el presidente de Castilla y León dio la espalda a la socialista y mientras caminaba realizó un gesto con su dedo corazón y que los socialistas tachan de desprecio, en señal de peineta.

El PSOE de Castilla y León ha denunciado la actitud del líder del PP de la Comunidad, y las redes sociales se han llenado de críticas por la acción de Mañueco, aunque en algunos vídeos puede haber cierta duda si el signo fue involuntario, como según apuntan los populares. Precisamente, el presidente de la Junta ha señalado, al ser preguntado por lo sucedido ayer en las Cortes, que se trata de un gesto “involuntario”. “No es mi estilo”, ha insistido hoy durante un acto en Palencia.

La polémica surgió cuando Rosa Rubio se encontraba en la tribuna defendiendo ayudas para las personas celíacas y durante esta intervención, Mañueco se dispuso a abandonar el hemiciclo, y ya totalmente de espaldas a la procuradora socialista, el presidente autonómico realizó un gesto que fue captado mientras se ajustaba la corbata. Al tiempo que Rubio veía como el presidente abandonaba el Pleno, ironizaba asegurando que “supongo que al presidente de la Junta de Castilla y León le importará escuchar los problemas de los celíacos”.

Los populares, tras la controversia surgida, negaban “intencionalidad” alguna con el gesto de Mañueco, y remarcaban que no se trataba de una peineta, sino más bien de un acto casual y sin que Mañueco fuese consciente de ello. “Quien analiza con detenimiento las imágenes se da cuenta de que es un acto involuntario, que doy la espalda a los que se han sentido ofendidos y quienes me conocen bien saben que no es mi estilo”, defendía Mañueco ya en la mañana de este jueves.

La secretaria de organización del PSOE autonómico y vicepresidenta segunda de las Cortes, Ana Sánchez, no tardó en reaccionar a las imágenes difundidas y la presunta peineta con un contundente mensaje. “Mañueco y la degradación máxima. ¿Haciendo clara peineta a Rosa Rubio al afearle abandonar el hemiciclo mientras defiende los derechos de los celiacos? Mezcla de soberbia y extraordinaria mala educación. Castilla y León le queda muy grande. ¡Vergüenza ajena, caballero!”, sentenció la socialista.