Pacheta anuncia cambios ante el Girona y mantendrá entre algodones a Weissman hasta que recupere el tono competitivo

Casi sin tiempo para degustar el triunfo frente al Almería, el Real Valladolid ya está con todos sus sentidos en la cita de este viernes. “Lo hemos saboreado un poco y ya tenemos enfrente a otro rival duro, como es el Girona. Las victorias hacen que todo sea más fácil”, explicó Pacheta en la previa. “Debemos tener cuidado con la gente que tiene lesiones, pero tener a todos sanos y sin sanciones es difícil. Llevábamos muchísimo tiempo sin tener a toda la plantilla. Vamos a esperar al entrenamiento de esta tarde, pero están todos sanos. A algunos les puedo poner de inicio, pero corremos un riesgo. Tenemos una plantilla competitiva, todos los jugadores quieren estar aquí. Vamos a poner a todos en marcha y los nuevos nos dan unas alternativas que no teníamos”, señaló sobre la noticia positiva de poder contar con todos sus efectivos.

Pero el poco tiempo también puede conllevar nuevas caras en el once, algo que comentó el técnico blanquivioleta: “Veremos cómo están, pero es probable que haya cambios. Me gustó lo que vi al principio y al final. Puedes jugar con dos puntas o tres delanteros, pero eso no te asegura meter más goles. Las circunstancias del partido te exigen unas cosas. El Girona es un equipo que carga mucho a área. En Primera, si no estás igualado en el centro del campo… Ahí es donde se cuece el juego”.

De hecho, fue preguntado por Weissman, de quien dijo que irán “con cuidado”: “Jugó media hora estupenda, pero vamos a ir con calma. Es un hombre gol, que las caza, que tiene enamorado a la afición… Ojalá que la siga metiendo”. Mientras, sobre Kenedy confirmó que estará “en los 23 de mañana”. “Está listo y es muy bueno. Luego veremos quién se queda fuera. Tengo que dejar a uno fuera que quiero en mi equipo, es muy doloroso. Me gustaría vestir a todos, pero es lo que hay”, dijo.

Por otro lado, señaló que es “el momento de romper la estadística” en Montilivi, donde el Real Valladolid buscará su primer triunfo en LaLiga Santander. “Preparamos los partidos para ganar. Y, hablando de campos, yo me quedo con el mío. El ambiente es espectacular y los partidos son la leche. Si vamos todos juntos, se van a conseguir los objetivos de manera más fácil. Más de 20.000 un lunes de fiestas, con más de 23.000 abonados… Esto huele bien”, expresó.

El Pucela se medirá a otro recién ascendido, después de hacerlo el pasado lunes con el Almería. “Cada uno tenemos unas características distintas. Girona es un equipo muy bueno, el año pasado nos generó problemas, se ha reforzado muy bien, tiene buen trato de balón, jugadores que desequilibran… Es muy completo. Creo que va a ser un partido bonito. El que mejor trate el balón y tenga el control se llevará el partido. Va a ser un partido de cocerlo. Los dos tenemos alternativas distintas, pero para cocerlo de la misma manera”, señaló.

Y es que Pacheta insistió en su idea de juego, ya que su equipo “crece a través del balón, pero también a través de hacer bien la presión”: “Cada vez hacemos más cosas distintas en base a las características de los jugadores que tenemos. Vamos a ser valientes y atrevidos. Es el mismo plan, pero con diferentes alternativas. Cada vez vamos a ser mejores y vamos a pelear mejor cada vez contra los equipos grandes. Tenemos un grupo que empieza a contar con alternativas que no tenía hace poco. Estoy convencido de que lo vamos a hacer muy bien y satisfecho del rendimiento que estamos dando”.

Por último, sobre la presencia de Toni Villa en el Girona afirmó que “se va a hacer extraño”. “Es un chico muy cariñoso y verle enfrente va a ser raro. Ahora cada uno defendemos nuestros colores y solo podemos desearle lo mejor como persona y como jugador”, concluyó.