Los peritos confirman que el coche grabado en el autolavado al día siguiente del crimen de Esther López corresponde al vehículo de Óscar

El Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid, que investiga la desaparición y muerte de Esther López de la Rosa en Traspinedo, ha recibido este martes el informe elaborado por la empresa Ingeniería y Seguridad Vial Consultores y Reconstructores de Accidentes S.L. En dicho documento aparece la reconstrucción 3D que hicieron estos expertos el pasado 21 de noviembre del coche que entraba en el autolavado del Polígono Argales, para conocer si se trataba del vehículo del principal sospechoso, Óscar S.

El coche que presenta unas características muy similares al modelo Volkswagen T-Roc color gris del amigo de Esther fue grabado por unas cámaras de seguridad de la zona entrando en la estación de servicio el pasado 13 de enero de 2022, la mañana después de que se perdiera el rastro de la joven vallisoletana. Allí, permaneció durante casi 20 minutos lavando su vehículo a pesar de que Óscar S.M. ha negado por activa y pasiva que lo hiciera. Por ello, la jueza encargó una reconstrucción al milímetro del coche que aparece en las imágenes y cotejarlo con el del principal investigado del caso Traspinedo.

Según ha podido saber Valladolid Plural, la jueza Soledad Ortega ha remitido a las partes el informe en el que los peritos confirman que el coche grabado en el lavadero de la calle Vázquez de Menchaca con el cruce de la Avenida Zamora corresponde con el vehículo del principal sospechoso. Precisamente, un objeto colgante en el espejo retrovisor interior ha sido uno de los ‘chivatos’ que ha permitido a los investigadores inclinarse en que, efectivamente, es el coche de Óscar el que esa tarde entraba en el autolavado.

Además, su teléfono móvil también le posiciona en esta zona a esa misma hora, por lo que la grabación de las cámaras de seguridad habrían captado el momento en que el coche de Óscar entraba a este autolavado al día después de que Esther López desapareciera. En estos momentos, la hipótesis que maneja la Guardia Civil es que Óscar habría accedido a la gasolinera aquel día con el objetivo de borrar posibles pruebas que pudieran incriminarle en la desaparición y muerte de Esther.

El estudio que ha revelado este trascendental dato cuenta con fotogramas obtenidos de la grabación de las cámaras de seguridad de un edificio de la empresa Iberdrola ubicado en la misma calle donde se encuentra la estación Gasexpress. En ellos se observan tanto el escenario como los elementos cuestionados por el que el turismo entra en el lavadero de las instalaciones. “El coche que entra a las 15.18 horas en la Avenida Zamora 51 hasta las 15.35 horas del 13 de enero de 2022 se corresponde completamente con un vehículo marca Volkswagen modelo T-Roc (MY2021)”, señala el escrito.

Con respecto al objeto que el estudio 3D aprecia en el espejo interior del coche, el informe de los peritos añade que en las imágenes se aprecian también “grupos de píxeles diferenciados en formas que coinciden en ubicación, dimensiones y morfología con elementos propios del Volkswagen propiedad del sospechoso -no incluidos en el modelo del fabricante-, muy especialmente los objetos que figuran como un colgante distintito en el retrovisor interior y que ante una correlación tan elevada difícilmente podría considerarse otro vehículo”.

Asimismo, el Juzgado de Valladolid ha rechazado de nuevo hoy la petición de archivo planteada por el único investigado que fue detenido, Ramón ‘El Manitas’. La instructora rechaza el recurso de reforma contra la providencia dictada el 17 de diciembre y mantiene su decisión de no archivar la investigación hasta que reciba el informe de la Guardia Civil y el resultado de las diligencias acordadas.

En un auto, notificado a las partes, y que ha tenido acceso este periódico, la jueza señala que “aunque el recurrente solicita el sobreseimiento de lo actuado con relación a su persona, lo cierto es que no se ha concluido la investigación de los hechos y por tanto hay que estar a la recepción del informe final de la Guardia Civil, ya que todavía restan diligencias de investigación por recibir”. La jueza añade que “ninguna indefensión provoca la citada resolución al recurrente porque se le informa del motivo por el que no se ha adoptado una resolución sobre su situación en la causa”.