La primera nevada del año llega a la provincia de Valladolid

Ya está aquí la primera nevada de 2023 en la provincia de Valladolid. La nieve cubría en la mañana de este miércoles 18 de enero los tejados y las calles del municipio vallisoletano de Mayorga dejando una bonita estampa invernal en la comarca de Tierra de Campos. La alerta por nevadas se extiende a toda Castilla y León, y aunque el riesgo en la provincia de Valladolid es mínimo, los copos sí que se han dejado ver en la zona norte para sorpresa de todos los vallisoletanos.

Los vecinos de Mayorga ya pueden decir que este año han visto la nieve y no han querido perder la ocasión para sacar sus cámaras de fotografía e inmortalizar este bonito paisaje ya que no saben si lo volverán a ver este invierno, puesto que podríamos decir que las nevadas se dejan ver muy poco por Valladolid. El alcalde de Mayorga, Alberto Magadaleno, también celebraba la nevada caída en su localidad durante esta jornada. “La primera nevada de la temporada en nuestro pueblo”, celebraba el regidor al tiempo que compartía una instantánea con el manto blanco que hoy lucía Mayorga.

La Agencia de Protección Civil y Emergencias de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio declaró la alerta en la Comunidad ante la previsión de fenómenos meteorológicos adversos desde las 12.30 horas este martes 17 de enero. Conforme a las previsiones, las precipitaciones en forma de nieve se han visto intensas en los principales sistemas montañosos de la Comunidad, con una mayor incidencia en los ubicados en el norte, donde se han registrado acumulaciones de 30 centímetros en zonas de Cordillera Cantábrica de León y en Sanabria.

En el resto del territorio, se han visto afectadas zonas de meseta del oeste y puntos aislados del Sistema Central e Ibérico, con acumulaciones de 2 centímetros en zona de meseta y de hasta 15 en el resto. La cota de nieve se espera en 1800-2000 metros, que irá descendiendo a lo largo del día hasta los 400-700 metros. Algunas carreteras de Castilla y León tienen limitado el acceso a vehículos y con la recomendación del uso de cadenas, aunque en lo que respecta a las vías en la provincia vallisoletana no se registra ninguna incidencia.