La Junta inicia en Valladolid la firma de convenios del Fondo de Cohesión en el que se movilizarán 3,2 millones de euros para la provincia

El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, y el presidente de la Diputación Valladolid, Conrado Íscar, han firmado hoy, en la sede de la propia institución provincial, el convenio que regula la gestión y aplicación del nuevo Fondo de Cohesión Territorial, en este caso en la provincia de Valladolid, anunciado por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a principios de verano, en el marco de los municipios de menos de 1.000 habitantes donde intervienen las diputaciones provinciales y los ayuntamientos en cuestión.

Según ha manifestado el consejero, “este es uno de los grandes compromisos que ayudarán a fortalecer el municipalismo en la presente legislatura y que favorece la solidaridad y el equilibro entre las nueve provincias”. El objetivo, ha añadido, “es mejorar y aumentar la cooperación económica con las entidades locales, implicándolas en la propia gestión del fondo, lo que servirá para multiplicar los efectos sobre la sociedad, el empleo y la economía local. Además, donde más falta hace es en el medio rural, ya que el Fondo tiene como únicos destinatarios a los municipios de menos de 20.000 habitantes”.

Así, la Junta de Castilla y León persigue alcanzar una mayor cohesión del territorio, con la idea de garantizar la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos castellanos y leoneses, teniendo en cuenta que en los criterios de reparto del Fondo de Cohesión Territorial tendrán un mayor porcentaje en la distribución del dinero aquellas provincias con más desempleo y con mayores índices de despoblación.

En toda la Comunidad se verán beneficiados 2.232 municipios que albergan a 1.133.565 habitantes. Las subvenciones destinadas a municipios con población superior a 1.000 habitantes se gestionan directamente por la Dirección de Administración Local (75% aporta la Junta y 25% el ayuntamiento en cuestión); y las destinadas a municipios con población inferior o igual a 1.000 habitantes de Castilla y León se gestionan por las diputaciones provinciales (50% aporta la Junta, 25% la diputación provincial competente 25% el ayuntamiento en cuestión).

Dos líneas de cooperación por parte de la Junta con subvenciones destinadas a municipios con población superior a 1.000 habitantes e inferior o igual a 20.000 habitantes de Castilla y León. Aquí se ven reflejadas 225 localidades, y subvenciones destinadas a municipios con población inferior o igual a 1.000 habitantes de Castilla y León. Aquí se ven reflejadas 2.007 localidades.

En la provincia de Valladolid se van a ver beneficiados 221 municipios. En el rango de los menores de 1.000 habitantes, hay implicados 185 donde se van a movilizar 1,3 millones de euros. Aquí la Junta aporta 653.332 euros, el 50% de las inversiones, 326.666 euros la propia Diputación Provincial (25%) y otros 326.666 euros aportan los municipios implicados, el 25%. En el rango de municipios de entre 1.000 y 20.000 habitantes hay implicados 36 donde se van a movilizar 1,9 millones de euros. Aquí la Junta aporta 1.426.849 euros, el 75% de las inversiones, y 475.000 euros aportan los municipios implicados, el 25%. En total, la Junta invertirá en la provincia de Valladolid más de 2 millones de euros de los más de 3,2 millones movilizados.

Sumado a esto, la Junta, a través de la Consejería de la Presidencia, pondrá a disposición de las entidades locales, durante este año 2022, un total de 124,4 millones de euros -104,4 millones como se venía haciendo el año pasado, más 20 millones de euros del nuevo Fondo de Cohesión-. Eso significa un 20% más de presupuesto que en 2021.

Además, Carnero ha recordado que “dada la vocación de permanencia de estas ayudas, estamos hablando de que al menos se invertirán casi 500 millones de euros a lo largo de la presente legislatura que podrán destinar a mejorar y modernizar los servicios públicos locales, tanto en el medio urbano como rural, que son esenciales para el día a día de los ciudadanos de esta Comunidad”. En cuanto al Fondo de Cohesión Territorial, hay que matizar que los recursos económicos movilizados vendrán determinados por la aportación de la Junta de Castilla y León, así como por las aportaciones de los municipios y de las diputaciones provinciales, que alcanzará al final de la legislatura los 133,3 millones de euros movilizados en inversiones en el medio rural.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, ha agradecido que Valladolid haya sido la primera provincia en la que firma este convenio que permite el desarrollo efectivo del nuevo Fondo, al tiempo que ha señalado que “hoy estamos ante una buena noticia, que pone de manifiesto la colaboración entre administraciones para ayudar a todos nuestros municipios mejorar los servicios públicos municipales”.