La jueza del caso Traspinedo recibe el informe que pedía a la UCO sobre las muestras de fibras de la ropa de Esther en la matrícula del coche de Óscar

El juzgado de Instrucción número 5 que investiga la muerte de Esther López ha recibido el informe reclamado a la Guardia Civil que aparecía en los escritos de la UCO pero no había sido entregado hasta el momento a la fiscalía. Se trata de un documento de vital importancia por las muestras e indicios que relacionarían al principal investigado Óscar S.M. en el caso de Traspinedo.

La jueza Soledad Ortega ya dispone de dicho informe que indica importantes pruebas en la investigación con la muestra de tejidos y fibras de la ropa de la joven en la matrícula del vehículo Wolkswagen T-Roc, propiedad de Óscar, el amigo de Esther, con el que pasó sus últimas horas de vida. Unas pruebas transcendentes para saber qué ocurrió aquella fatídica madrugada del 13 de enero en la localidad vallisoletana y que encajan con la principal hipótesis de un atropello en la muerte de Esther.

Además, dicho informe había sido reclamado con urgencia por la jueza ya que dichas informaciones se habrían filtrado por parte de la UCO a un medio de comunicación sin que dicho documento estuviera en posesión del juzgado. Un hecho que ha entorpedecido aún más las investigaciones que ya de por sí llevan algún que otro retraso por dar palos de ciego involucrando a terceras personas como ocurrió con la primera detención del caso, el también vecino de Traspinedo y amigo de la joven, Ramón ‘El Manitas’.

Igualmente, el juzgado de Valladolid ha recibido la respuesta de la UCO a su petición de explicaciones sobre la filtración de un informe que ya había sido notificado a las partes. «La difusión del texto de esta resolución a partes no interesadas en el proceso en el que ha sido dictada sólo podrá llevarse a cabo previa disociación de los datos de carácter personal que los mismos contuvieran y con pleno respeto al derecho a la intimidad, a los derechos de las personas que requieran un especial deber de tutela o a la garantía del anonimato de las víctimas o perjudicados, cuando proceda», aclara la jueza Ortega en un escrito a los investigadores que ha tenido acceso este periódico.

Además, este lunes, la jueza ha ordenado el cese de las escuchas telefónicas del móvil de Óscar S.M. tras tres meses sin resultados relevantes para la investigación. El ‘pinchazo’ del teléfono del sospechoso no han determinado ninguna prueba destacada ya que como indica la propia jueza, el investigado podría sospechar que tenía su móvil intervenido y además, habría dado indicaciones «muy precisas» a las personas de su entorno para que no hablaran por estas vías sobre el caso de Esther.

En este sentido, el juzgado aclara que Óscar utilizaba aplicaciones de mensajería instantánea, como pueden ser mensajes de WhatsApp o Telegram, que no pueden ser rastreadas ya que se encuentran fuera del alcance de la intercepción telefónica de la Guardia Civil.

Los últimos informes enviados al Juzgado por parte de la Guardia Civil también parece que confirman que los restos de pintura hallados en el pantalón de Esther el día que se localizó su cadáver no corresponden al coche del investigado. En dichos documentos, el Departamento de Criminalística determina que la pintura de color azul del paragolpes delantero del vehículo T-Roc de Óscar «no se ajusta en cuanto a sus características morfológicas, composición química y color con las partículas de color azul recuperadas del pantalón de la víctima».