La Cistérniga tiene en su corazón a San Ildefonso, una fiesta que se vive con “mucha devoción y cariño”

La Cistérniga saldrá ese fin de semana para celebrar como nunca sus fiestas más propias por su patrón San Ildefonso. La localidad vallisoletana del alfoz recupera sus festejos patronales después de dos años debido a la crisis sanitaria de la COVID-19. Los cirrios vivirán su día grande rodeados de buen ambiente, tradiciones y sobre todo, de buena gastronomía.

El 23 de enero es el día de San Ildefonso, una fecha marcada en rojo en los corazones de los autóctonos de La Cistérniga, y que poco a poco está conquistando a los recién llegados al municipio. La alcaldesa del municipio, Patricia González Encinar, cuenta a Valladolid Plural las grandes citas y actos que completarán el fin de semana en la localidad con momentos para pequeños, jóvenes y mayores.

“San Ildefonso es la fiesta grande de La Cistérniga aunque sí que se ha quedado un poco oculta por las Fiestas del Carmen en verano, pero -explica González Encinar- todavía hay muchos vecinos que tienen a San Ildefonso en su corazón como la fiesta grande porque se vive con mucha devoción y cariño en La Cistérniga”. El Ayuntamiento de La Cistérniga ha querido dar un toque más festivo y de reunión a las fiestas patronales con la instalación de una carpa en la Plaza Mayor donde se concentrarán los actos principales de las fiestas que arrancan este viernes 20 de enero con una salchichada benéfica a favor de Cáritas y una discomovida.

Pero si hablamos de San Ildefonso, es inevitable que se nos venga a la mente el aroma del tradicional chocolate de estas fechas y que es el complemento perfecto para hacer frente a las bajas temperaturas. “Como San Ildefonso es una fiesta de invierno en la que siempre hace mucho frío, incluso la hemos pasado bajo la nieve, aquí una de las tradiciones más arraigadas es el chocolate en el día grande de nuestro patrón. Antiguamente, los vecinos de La Cistérniga se reunían en la víspera de San Ildefonso en las bodegas para tomar con los amigos un chocolate caliente, y a día de hoy mantenemos esta tradición”, cuenta la alcaldesa de La Cistérniga.

Tal y como detalla Patricia González, “este año hemos cambiado la ubicación de la chocolatada en la carpa instalada en la Plaza Mayor para centralizar la fiesta en el centro de la localidad, y posteriormente, disfrutar todos de una verbena. Este año seguro que los vecinos cogen con más ganas el chocolate de San Ildefonso”. Además, esta no será la única actividad gastronómica que se celebre durante estos días en el municipio ya que hasta el 23 de enero una decena de establecimientos hosteleros participan en la X Ruta de la Cazuela en la que se ofrecen tapas calientes y guisos de cuchara que son “perfectos para estas tardes invernales”.

Los jóvenes, como parte fundamental de la vida diaria de la localidad del alfoz, tendrán su espacio para la diversión con eventos pensados como concentraciones y charangas y donde “se prevé que va a haber un buen ambiente porque siempre se juntan muchas peñas a pesar del frío y de la lluvia”. Mientras, para los más pequeños de la casa, el espectáculo ‘Baby Rock’ que tendrá lugar el domingo 22 de enero en el Auditorio hará disfrutar de los mejores éxitos musicales con un toque de humor muy cariñoso.

Por último, la alcaldesa de La Cistérniga también ha valorado la primera gran actividad que abría boca para las Fiestas de San Ildefonso, el Festival FonsoFolk, que este pasado fin de semana celebraba su sexta edición recuperando las fechas tradicionales del evento de música tradicional. La valoración que hacen desde la organización es “muy positiva” con los conciertos celebrados durante estos dos días. “Ya en las actuaciones del viernes hubo muy buena aceptación de los conciertos y el público, y el sábado fue el día grande y pasamos una jornada fantástica. El feedback que nos ha llegado es muy bueno, y desde la organización estamos muy contentos. Con esta acogida seguiremos apostando por el FonsoFolk muchos años más”, concluye Patricia González.