El quinto mejor profesor de España, el ‘vallisoletano’ Nacho Gago, lleva su método educativo más allá de las pizarras

La educación de Valladolid está de enhorabuena. El profesor José Ignacio Gago ha recibido el pasado fin de semana el Premio Educa que lo alza como el quinto mejor profesor de España, un reconocimiento que recibió en Santiago de Compostela en presencia de la ministra de Educación, Pilar Alegría. “Se presentaron mil y pico y comenzaron a elegir a los cien primeros y ya al principio el hecho de estar nominado ya fue una alegría”, reconoce Nacho. Además, el docente del colegio Teresianas de la capital vallisoletana desvela que se llevó una sorpresa cuando se vio ya entre los diez primeros.

El docente, natural de Salamanca, recogía el premio con “gran emoción” junto a otros docentes y autoridades en Santiago de Compostela, “fue muy emocionante e interesante ya que tuvimos ponencias y compartimos experiencias”. Nacho también tuvo la ocasión de tener un breve encuentro con la ministra de Educación en el que le trasladó una petición muy concreta sobre sus alumnos del colegio vallisoletano. “Nos gustaría acudir desde el centro con alumnos de Primaria y Secundaria al Ministerio para que sean los propios chicos los que trasladen a la ministra sus inquietudes y yo creo que vamos a hacerlo porque me transmitió mucha cercanía”, señala.

Bajo las palabras “ilusión, formación y luchador”, el quinto mejor profesor de España tiene una clara vocación educativa tanto dentro como fuera de las aulas a través de la ‘Educación por proyectos’ que consiste en transformar el temario en un proyecto final. Actualmente, tanto los alumnos como el profesor están volcados en el trabajo ‘No Tenemos Planeta B’. Nacho ha querido reunir en un mismo proyecto, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid y Aquavall, a alumnos de Primaria y Secundaria para impartir varias materias a la vez y en el que realizan por ejemplo utensilios para recoger basura de los ríos de Valladolid como medida para reciclar esa basura y “darle una nueva vida”.

Nacho Gago no solo se centra en su actividad docente con los alumnos sino que da un paso hacia adelante en la defensa de los derechos de los trabajadores de la enseñanza concertada. Precisamente, sustenta el cargo de presidente del Comité de Empresa de FSIE en el Colegio Teresianas de Valladolid, y una de sus reivindicaciones es la equiparación entre la escuela pública y concertada, “a nivel profesorado porque no somos profesores de Segunda División por el hecho de no haber sacado una oposición y nuestra oposición es diaria. No pretendo hacer una guerra entre la escuela pública y la concertada sino que tengamos los mismos derechos, las mismas horas de trabajo, el mismo salario. Creo que es fundamental porque todos estamos haciendo lo mismo, formar a estudiantes”. “Creo que debemos estar todos en el mismo saco y la ley debe actuar”, expone Nacho desde su opinión personal.

Pese a que no comenzó su trayectoria profesional en la docencia, nuestro protagonista se levanta cada mañana con la ilusión y esperanza de impartir su mejor clase. El temario y la materia es importante, pero Nacho no deja de lado la enseñanza de los valores humanos para que los más pequeños crezcan como personas y estudiantes.