El presidente de las Cortes de Castilla y León se niega a iluminar la sede por el Día del Orgullo porque el colectivo LGTBI “no es vulnerable”

La Asociación Fundación Triángulo de Castilla y León ya convocó una concentración en la Plaza de las Cortes la noche del 27 de junio como consecuencia del silencio recibido por parte del presidente de las Cortes, Carlos Pollán, tras la petición de iluminar el edificio con motivo de la celebración del Orgullo LGBTI, como se venía haciendo en años anteriores. Ahora, la fundación aseguran que “hemos recibido la negativa por parte del presidente de las Cortes de Castilla y León a la solicitud realizada el pasado 13 de junio de iluminación del edificio de las Cortes”.

Entre los motivos alegados en la carta firmada por el presidente se dice que “muchos de los colectivos que nos han solicitado y solicitan la iluminación de nuestro edificio suelen hacerlo con el objetivo de que les otorguemos visibilidad puesto que padecen algún tipo de enfermedad o emergencia, o son considerados como vulnerables en nuestra sociedad del bienestar. Sin embargo, el colectivo de personas a quienes ustedes dicen representar, afortunadamente, no se encuentra bajo las anteriores circunstancias”, expone Pollán.

El presidente de las Cortes concluye su escrito diciendo que “comunico que no podremos acceder a la petición que nos realiza, puesto que, con dichas iluminaciones y como le he señalado con anterioridad, nuestro objetivo es el de visibilizar causas de los más desfavorecidos y vulnerables en la sociedad actual”. Sin embargo, la anterior Presidencia de las Cortes de Castilla y León, nos trasladó en años anteriores “la voluntad de esta Institución representativa de contribuir en todo aquello que facilite la visibilización en mayor medida de la importante labor que desarrolláis en favor del colectivo LGTBI en la Comunidad, en la defensa de sus derechos y en pro de la igualdad social de toda la ciudadanía de Castilla y León”.

En relación a las causas de los colectivos que han tenido visibilidad en la fachada de las Cortes en los últimos meses, iluminándose para conmemorar un día internacional o una fecha señalada para esas causas han sido, entre otras: el Día nacional de las lenguas de signos españolas, el Día mundial de la esclerosis múltiple, el Día nacional de la epilepsia, el Día internacional de la fibromialgia, el Día mundial del lupus, el Día nacional de la fibrosis quística, El día mundial de la concienciación del autismo, el Día internacional de los archivos, el Día internacional del pueblo gitano o el mismo día 23 de junio el Día internacional del síndrome de Dravet.

“Por supuesto que reconocemos la legitimidad de todos ellos, y la necesidad de visibilidad, pero desconocemos los datos objetivos que avalan la afirmación del Presidente de las Cortes en relación a esas enfermedades o dolencias, o la especial vulnerabilidad de, por ejemplo, los Archivos”, reclama la Fundación Triángulo.
España ha perdido 11 posiciones en el mapa e índice anual Rainbow Europe que anualmente elabora ILGA-Europa. El mapa arco iris de ILGA-Europa, que clasifica a los 49 países europeos en una escala entre 0% (violaciones graves de los derechos humanos, discriminación) y 100 % (respeto de los derechos humanos, plena igualdad), se publica cada mayo desde 2009.

En 2011 España ocupaba el 2º puesto. En 2022 ha descendido al puesto 11ª de este ranking que se establece mediante la puntuación ponderada de cada país en siete categorías temáticas: igualdad y no discriminación; familia; delitos de odio y discurso de odio; reconocimiento legal de género; integridad corporal intersexual; espacio de la sociedad civil; y asilo.

El último estudio realizado por REDI sobre la inclusión de personas LGTBI en el trabajo arroja datos contundentes de la discriminación que aún afecta al colectivo LGBTI: solo el 38% de las personas LGBT en España están completamente fuera del armario en sus trabajos. Por tanto, para un 62% de ellas existe la necesidad explícita de ocultar su orientación sexual e identidad de género, parcial o totalmente, en sus interacciones profesionales. El 58% de las personas LGBT señala como causa principal el querer mantener su vida personal separada del trabajo o que un 20% de las personas LGBT considera que en sus propias empresas no existe igualdad de oportunidades laborales para ellas.

Por todos estos motivos, Yolanda Rodríguez, presidenta de Fundación Triángulo Castilla y León, cree que “esta negativa es la evidencia última de que la respuesta es un acto motivado por el rechazo a las personas LGBTI, dado que se ha modificado el criterio para la iluminación de la fachada sin motivo ni argumento alguno”.

Fundación Triángulo ha convocado una concentración pacífica para iluminar las Cortes de Castilla y León la noche del 27 de junio a las 22:30h, como consecuencia de la negativa recibida por parte del presidente de las Cortes, Carlos Pollán, tras la petición de iluminar el edificio con motivo de la celebración del Orgullo LGBTI, como se venía haciendo en años anteriores. Para Fundación Triángulo esta es “la evidencia máxima de que la entrada de la extrema derecha en los parlamentos sí supone una amenaza real para las personas LGBTI”, porque, en palabras de Yolanda Rodríguez, “no es solo que se nieguen a tener un gesto simbólico de apoyo a las personas LGBTI, para las que se supone también gobiernan, es que arrastran con ellos a otros partidos, en este caso el Partido Popular, que en años anteriores no había tenido ningún reparo en hacer lo propio”, concluyen.