Conrado Íscar: “Los Presupuestos Provinciales de 2023 se adaptan a la realidad y dan respuesta a los problemas del medio rural”

La Diputación de Valladolid ha dado a conocer este jueves 3 de noviembre el Proyecto de Presupuestos de la institución provincial para 2023 que alcanza la cifra de 144’52 millones de euros, con un incremento del 13’01%, el más alto desde 2008. El presidente provincial, Conrado Íscar, acompañado del vicepresidente primero y responsable de Hacienda, Víctor Alonso, y de la vicepresidenta segunda, Gema Gómez, ha ido detallando cada partida destinada a la provincia de Valladolid “centrados en las personas”. Las políticas sociales siguen siendo la principal partida del presupuesto, alcanzado los 72’13 millones de euros con un incremento del 12’22% y suponen el 49’91% del gasto previsto.

La apuesta por el empleo y el desarrollo económico supera los 14’66 millones de euros con un incremento del 18’73%. Los ayuntamientos de la provincia recibirán 46’37 millones de euros con un incremento del 8’51% y consolidando partidas como las ayudas para hacer frente al incremento del coste energético. Asimismo, una de las marcas más personales de la institución provincial como es Alimentos Valladolid potencia su presupuesto y se eleva hasta los 1’27 millones con un incremento del 40’86% lo que se traduce en mayores acciones de promoción.

En estas líneas, el presidente de la institución provincial defiende que el nuevo Proyecto de Presupuestos no está condicionado por la próxima cita electoral. “No presentamos un presupuesto pensando en el 28 de mayo, presentamos un proyecto de presupuestos para ser ejecutado entre el 1 de enero y el 31 de diciembre”. Conrado Íscar ha destacado que estos proyectos provinciales son posibles “gracias” al incremento de la financiación tanto del Estado como de la Junta de Castilla y León, la enajenación de una nueva parcela de Villa del Prado, el incremento de los Fondos Europeos y a la buena salud financiera de la Diputación de Valladolid.

El presidente provincial ha insistido durante toda su intervención en que “los Presupuestos deben ajustarse a la realidad vigente en cada momento y a dar respuestas a los problemas que realmente afectan a las personas”. En este sentido, ha asegurado que “en lugar de trabajar para la gente, preferimos trabajar para las personas. Tenemos que dar soluciones a los problemas de cada una de las personas que viven en nuestros pueblos, cada una con su propia circunstancia. Tenemos que ayudar a cada uno de los emprendedores, de los autónomos y de las empresas asentadas en nuestra provincia para que puedan seguir generando desarrollo económico y empleo”.

Asimismo, ha señalado que “tenemos que asesorar y apoyar a cada uno de los alcaldes y alcaldesas de los 221 ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes y de las 9 pedanías de nuestra provincia en la prestación de los servicios que les demanden sus vecinos, para seguir haciendo de los pueblos de la provincia de Valladolid un territorio donde cualquiera pueda desarrollar su proyecto de vida en igualdad de condiciones con el mundo urbano”. Como consecuencia de todo ello, Conrado Íscar ha señalado que una vez más, las políticas sociales van a ser el “eje central” del proyecto de presupuestos de las Diputación de Valladolid.

Por último, el presidente de la institución ha recordado que las cifras del paro conocidas hoy, “son mejores que hace un año, pero sigue habiendo 26.443 personas en busca de empleo en nuestra provincia. Siguen siendo demasiadas. Y aunque suponen un descenso del paro con respecto al mes de octubre del pasado año del 10’95%, no podemos obviar que el invierno se presenta muy complicado para muchas personas mayores que viven solas en nuestro mundo rural, que la inflación está colocando en situación de riesgo a muchas familias, y que aquellas familias que ya viven en riesgo de exclusión están viendo cada vez más cronificada su situación”.