Concluyen los trabajos de renovación de redes de agua en la calle San Ignacio después de cuatro meses de trabajos

Las obras para la renovación integral de las redes de agua de la céntrica calle de San Ignacio, han concluido después de cuatro meses de trabajos con una inversión de 250.000 euros por parte de Aquavall para la sustitución de unas conducciones que se encontraban obsoletas. En materia de abastecimiento, se ha sustituido la antigua tubería de fundición gris de 300 milímetros de diámetro por otra de fundición dúctil, mucho más fiable y estable, según explica la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez.

Asimismo, se han renovado las acometidas a los edificios del tramo de obras, con un total de más de 260 metros de conducciones renovadas. Ante la necesidad de abrir zanja para realizar la obra, también se ha aprovechado para renovar la red de alcantarillado y sustituir la antigua tubería de saneamiento de gres por una de PVC con mayor capacidad con uno longitud también de 235 metros. “Para minimizar la afección al tráfico y a la ciudadanía se ha tratado de hacer coincidir el grueso de la obra en los meses de verano, pero dada la complejidad, de la intervención ha requerido de un plazo de ejecución de cuatro meses, que se ha respetado”, confiesa la edil.

Las obras ejecutadas se encuentran dentro del Plan de Inversiones de Aquavall para 2022, que contempla más de ocho millones de euros de inversión para intervenir en la conservación y renovación de cerca de 30 kilómetros de redes en 150 calles de Valladolid, y que se trata, como desvela María Sánchez de uno de los “objetivos fundamentales” cuando se municipalizó el servicio integral del agua hace 5 años.