Castronuño saca la moda de los locos años 20 para lucir sus prendas cien años después

El Centro Cívico de Castronuño acoge esta una exposición de ropa de los años 20 del siglo pasado con la puesta de largo de la colección creada durante el confinamiento por el modisto Julio Cesar Alonso Francisco. La muestra podrá visitarse durante los días 15 y 16 de octubre, en horario 12.00 a 15.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas y tendrá un fondo benéfico a favor de AECC.

Julio César Alonso es un apasionado del mundo de la moda, con formación y estudios en todo lo referente a este oficio en técnicas de patronaje, modistería, confección, entre otras. Profesionalmente ha caminado durante más de una década de la mano de la reconocidísima diseñadora Amaya Arzuaga, viviendo cada patrón, cada corte, cada modelaje, y por supuesto, cada desfile, en ciudades como Madrid, París y Londres. También ha ayudado en sus desfiles a la extravagante María Ke Fisherman que tan impresionantes out fit ha lucido la cantante Miley Cyrus.

El artista cuenta que su colección surgió en la relación entre 1920 y 2022, ya que “mientras hace cien años se vivían aquellos locos años 20, en el 2020 aparecía una pandemia que atemorizaba al mundo entero. Encerrados en casa, y agotándose todos los paquetes de harina del mercado por el afán de repostería generalizado que hubo, yo buscaba en mi trastero entre telas, pasamanerías, plumas y pedrerías, etc., la forma de entretenerme y emprender algo bonito. Decidí que era el momento de hacer una colección de moda remontándome cien años atrás, en aquellos locos años 20”.

En cuanto al fondo solidario de la exposición, Julio César Alonso explica que “para que fuera algo doblemente importante, decidí que tuviera un fin benéfico, exponerlo con el afán de recaudar fondos para alguna asociación, y pensando en amigos y familiares que nos habían dejado por culpa de esta enfermedad, pensé que la AECC sería la elegida”.

“Dos años después, sin restricciones, ni aforos, ni mascarillas, este proyecto que con tanta ilusión he creado verá la luz el fin de semana central de octubre en Castronuño, pueblo de mis padres, que tanto he disfrutado desde pequeño, y al que quiero dedicarle este proyecto solidario tan bonito. Agradezco a todas las personas que tanto confiaron en mí y que ahora ya no están, y les dedico esta exposición por y para ellos”, concluye el modisto.