VÍDEO | Un bocado a la gastronomía vallisoletana en la Feria Alimentos de Valladolid

La II Feria Alimentos de Valladolid ya está abierta durante este fin de semana tras la inauguración oficial en la tarde de este viernes 30 de septiembre. Este evento gastronómico de la marca de referencia de la provincia alcanza su segunda edición en el espacio de La Granja en la capital vallisoletana y en esta ocasión, la cita se desarrollará con total normalidad sin restricciones por la crisis sanitaria. Las grandes novedades son las degustaciones y catas en los propios stands de la feria para probar los ricos productos de la tierra e interactuar con los mismos productores.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, junto al vicepresidente Víctor Alonso, la vicepresidenta segunda Gemma Gómez, y la diputada de Promoción Agroalimentaria Inmaculada Toledano al igual que diputados provinciales como Javier Gómez, alcalde de Tudela de Duero, conocieron de primera mano la II Feria Alimentos de Valladolid con un recorrido por los 34 puestos en lo que pudieron descubrir los productos que ofrecen al público, así como saborear algunas piezas. Las autoridades no se perdían cada uno de los stands para disfrutar de los deliciosos manjares gastronómicos y ensalzando la labor de los productores de la provincia.

El presidente provincial destacó que en este “poquito tiempo” ya son casi 1.200 productos, con más de 400 empresas las que se han sumado a la marca de calidad Alimentos de Valladolid. “El año pasado esta Feria fue un auténtico éxito y estoy convencido y seguro que estas 34 empresas que están representadas en este espacio van a enseñar lo que verdaderamente es la provincia de Valladolid. Un territorio en el que todos esos emprendedores agroalimentarios hacen un grandísimo producto de calidad que no solo se exporta en Valladolid y Castilla y León, sino que llega a otros rincones”.

La Diputación de Valladolid confía en que este año se superen las cifras de visitantes al espacio de La Granja ya que el año pasado pasaron por la Feria alrededor de 7.000 personas, y este año se esperan registros mayores. Tal y como explica el presidente provincial, “el año pasado fue complicado por la pandemia y el tiempo no nos acompañó e incluso llovía, pero aún así había una cola que recorría todo el barrio de Villa de Prado y esto demostraba lo que era la feria. Este año esperamos que el tiempo acompañe y sea unos días de reencuentro tras la pandemia”. Por último, Conrado Íscar destacó la defensa de la institución provincial a los productos de calidad que elaboran los productores y mostró su compromiso por “seguir con esta marca de calidad y ayudando a aquellos que generan riqueza y defienden el sector agroalimentario”.

Una vez inaugurada la II Feria Alimentos Valladolid, los productores ya tenían sus bandejas de degustaciones preparadas, así como su escaparate de productos para que los primeros visitantes se deleiten con esta amplia oferta gastronómica. Entre los 34 stands que forman esta cita se pueden paladear distintos sabores dentro de una excelente gama de productos como embutidos, cervezas, vinos, mieles, quesos, frutos secos o repostería castellana. Medina del Campo, San Pedro de Latarce, Wamba, Portillo o Cogeces del Monte fueron algunos de los pueblos vallisoletanos que están representados en esta Feria de Alimentos con sus productos de mayor calidad.

Haciendo un recorrido por los diferentes puestos, el público puede disfrutar de lo más tradicional con un toque sofisticado como puede ser la miel cremada de Pecorea que a través de diferentes sabores como tomillo, lavanda o flores sorprenden a todo aquel que la prueba. Adrián Domínguez es el productor de Pecorea Miel que ofrece en estas Feria sus mieles cremadas más características y que la hacen única. “Arrancamos una nueva temporada con la miel de Lavanda con la que ganamos hace un año el certamen de mejor miel de España, junto a la de flores y tomillo”, cuenta el apicultor a Valladolid Plural.

Adrián también cuenta que este año la producción ha sido escasa debido a la sequía que ha provocado una escasez por ejemplo, en las proteínas de las abejas, y por eso “hemos intentado apurar hasta el final para poder extraer”. La miel de brezo, la favorita para el alma máter de Pecorea, de momento no está disponible en esta época ya que está recién extraída y hasta que se cristalice no se puede cremar. Esta miel procedente de un colmenar del norte de Palencia es una miel fuerte, un tanto amarga, muy característica y “al que le gusta esta miel ya no la quiere cambiar”.

Y de la miel nos pasamos hasta los ricos embutidos de Díez Herrero que conjuga los sabores más clásicos con una mezcla con productos novedosos. Desde lomo, costillas adobadas, ibéricos hasta lo más innovador como es el salchichón de piñón y de trufa que era “una de las demandas que nos hacían los clientes”, cuenta su gerente que expone sus productos por segundo año en el espacio de La Granja. Y de Cogeces del Monte nos vamos hasta Wamba para conocer las almendras más famosas de la provincia donde nos encontramos con la primera almendra ecológica de Castilla y León con la variedad de natural y tostada, y está considerada como una almendra “excelente de sabor”.

Tras unos buenos embutidos y vinos, qué mejor manera que terminar con un delicioso dulce de Arrabal de Portillo de la mano de Clauval Artesanos. “Tenemos los dulces artesanos de nuestras abuelas, con rosquillas de anís y limón, magdalenas de aceite de oliva extra o de cacao rellena de chocolate, tortas de chicharrones y en especial nuestros productos estrellas, las almendras garrapiñadas o el valadar”, explica Susana Pérez ante la atenta mirada de todos lo que se pasan por delante de su stand haciéndoles la boca agua.

Además, como acompañante a esta Feria Alimentos de Valladolid, también se han organizado talleres para los más pequeños para aprender la elaboración del pan artesano durante la celebración del evento como también seña de identidad de un producto emblemático que recoge todos sus secretos en el Museo del Pan de Mayorga. Este sábado, la feria estará abierta hasta las 20.30 horas y ya el domingo se clausurará a las 15.00 horas.