VÍDEO | Mayorga entona su mejor versión de la habanera con aires de Cuba

El mejor ambiente habanero se ha vivido en la noche de este sábado en el municipio vallisoletano de Mayorga con aires de Cuba. En un rincón privilegiado de la comarca de Tierra de Campos, sigue teniendo voz el género musical de la habanera con una combinación de lo más esperada entre las canciones más locales del pueblo y aquellas procedentes del otro lado del charco, desde Cuba. Y es que la Trovada de Habaneras de Mayorga ya suma 29 ediciones a sus espaldas y este año, tras la pandemia, ha contado con un cartel de «primer nivel», según explica el alcalde Alberto Magdaleno.

El origen de la Trovada de Mayorga se remonta a 1993 cuando un grupo de vecinos incentivados por su propia tradición entorno a las habaneras decidieron plasmarla en un evento único y especial que le diese el espacio que estos cantos orales reclamaban para su conservación. La edición presente arrancó este viernes con la actuación del prestigioso Coro de Voces Graves de Madrid que reunieron a cientos de amantes de la música popular en la Iglesia del Salvador bajo la dirección de Juan Pablo de Juan. El día grande de la Trovada de Habaneras en el municipio vallisoletano ha sido este sábado que arrancó con una de las señas de identidad del evento como fue la mesa de investigación que congregó a aficionados, vecinos, expertos y etnógrafos de este estilo musical.

En clave de humor, abordó la temática de la habanera a cargo de David Colado Coronas que expuso su experiencia en el género siendo director del certamen juvenil de habaneras en Candás (Asturias). Una cita que según detalla en este periódico el alcalde de Mayorga, Alberto Magdaleno, es «fundamental» que se profundice sobre esta tradición a nivel nacional con las cantadas que hay a lo largo de toda España y también a nivel local porque «no es habitual que un pueblo de interior haya reservado las habaneras de esta forma».

El casco histórico de Mayorga en el corazón de la Plaza España comenzó a sonar la música más popular y propia de la localidad de la mano de los Amigos de la Habanera de Mayorga formado por un grupo de vecinos que nació a raíz de la primera Trovada allá por el año 93 con el fin de preservar esa habanera autóctona. Y de qué manera. Los cánticos comenzaron a sonar ante la atenta mirada del público asistente en los que muchos veían sus recuerdos y otros, los más jóvenes, descubrían las raíces de su pueblo. Incluso, los más atrevidos se animaban a cantar y aplaudir en una noche fresca de verano.

Actuación de los Amigos de las Habaneras de Mayorga

A continuación, la artista internacional procedente de Cuba, Liuba María Hevia, impresionaba al público con su voz, que ha llegado a lo más alto del panorama musical de Iberoamérica. La compositora cubana fusionó los cánticos tradicionales con sonidos más actuales para ofrecer una habanera de lo más llamativa y atractiva para los mayorganos y visitantes. La trovadora ofreció una actuación sublime con elementos tradicionales y contemporáneos mostrando sobre el escenario su particular personalidad artística de la mano de su querida guitarra.

Liuba María estuvo desde el primer minuto entregada al público y pronunciaba palabras de agradecimiento y de orgullo hacia la tradición oral, «lo mío con las habaneras es amor consciente e inconsciente». La artista cubana también tuvo una mención especial para la presidenta de la Fundación Habaneras de Mayorga, Teresa Pérez, por «darme la oportunidad de estar hoy aquí, en Mayorga, y además nos conocimos hace varios años en la Habana en uno de los festivales de habaneras».

Su actuación estuvo marcada por los ritmos habaneros, con aire fresco y una voz que impresionó al público por su dulzura y fuerza. Uno de los momentos más emotivos fue su canto a la migración con un fondo personal en sus letras en recuerdo a su abuelo de raíces asturianas que un día se vio obligado a emigrar porque «la persona que emigra siempre merece respeto porque son valientes».

La noche no acababa ahí, y tras la lírica musical llegaba el grupo vocal ‘Sette Voci’ desde Torrevieja para encandilar con sus voces al unísono con canciones al más puro estilo habanero. Las siete voces graves resonaron en Mayorga con una música desde lo más sacro hasta lo más profano, así como desde lo más clásico hasta lo más moderno.

El paso de la música habanera de generación en generación enorgullece a los mayorganos y así se pudo ver reflejado en sus caras de emoción y alegría durante las actuaciones musicales en la nocturnidad de la Trovada. Mayorga ha vivido este fin de semana un acontecimiento popular y cultural de primera magnitud que ya no solo ensalza su tradición sino que da la mano a la música internacional para que su voz más habanera también llegue al otro lado del mundo, porque Cuba y Tierra de Campos, tienen algo en común, su habanera.