VÍDEO | La afición alienta al equipo en el día festivo antes del choque frente al Espanyol

La primera plantilla del Real Valladolid se ejercitó este miércoles, en el Día de la Hispanidad, en los Anexos al Estadio José Zorrilla con mucha presencia de aficionados, que no quisieron perderse el trabajo del equipo a cuatro días del próximo compromiso liguero ante el Espanyol. La principal novedad fue la presencia de Iván Sánchez con el grupo después del golpe recibido ante el Real Betis.

Por su parte, Kenedy, Plata, Anuar, Luis Pérez y El Yamiq estuvieron en manos de los fisioterapeutas recuperándose de sus respectivas lesiones. Weissman, con permiso del Club por motivos personales, tampoco se ejercitó con sus compañeros. El próximo entrenamiento de la primera plantilla se celebrará este jueves a puerta cerrada a partir de las 11.00 horas también en los Anexos al Estadio José Zorrilla.

Los aficionados blanquivioletas fueron los grandes protagonista tras el entrenamiento ya que quisieron mandar su apoyo y ánimo a sus jugadores de cara a los próximos encuentros ligueros. Además, los pucelanos quisieron aprovechar este día festivo para hacerse fotografías con sus ídolos e inmortalizar este momento también con autógrafos. Pacheta, Aguado, Sergio León o Asenjo fueron los más aclamados por los hinchas del Real Valladolid que llenaron de alegría y diversión esta jornada festiva.

Precisamente, tras el entrenamiento de este miércoles, Sergio Escudero -quien cumplió esta pasada jornada 200 partidos en Primera-, compareció en sala de prensa para analizar su momento actual y a su próximo rival. El lateral izquierdo calificó al Espanyol como un conjunto “muy complicado” ya que es un equipo “muy fuerte, con jugadores de mucha calidad. Va a ser muy competido. Nos gusta tener la pelota a los dos y será bonito de ver”, explicó.

Y es que el Pucela buscará una victoria que se le resistió el pasado domingo frente al Real Betis. “Cuando te quedas con un jugador más la sensación es que es obligatorio ganar, pero teníamos enfrente a un grandísimo rival. Once contra once estuvimos muy bien, teniendo la posesión de balón y haciendo lo que queremos. Te vas con mal sabor de boca por haber tenido ocasiones para ganar y no lo has hecho”, explicó sobre el último encuentro.

Escudero confesó que trabaja diariamente para estar “lo mejor posible”. “Me considero trabajador y competitivo. Todo lo que hago es para ayudar al equipo”, señaló. Por último, el ’18’ blanquivioleta destacó que tenía “muchísimas ganas de volver” a su casa, a Zorrilla, y reconoce que está con mucha ilusión y “muy contento por el recibimiento y feliz por jugar en el equipo de mi ciudad. Espero aportar el máximo para que sea un gran año”.