Valladolid gestiona 65 millones de fondos europeos con más de una decena de proyectos pendientes de resolución

Más de 41’6 millones de euros ha conseguido el Ayuntamiento de Valladolid de los Fondos Europeos para ejecutar distintos proyectos por valor de más de 65 millones de euros, la financiación del Consistorio se sitúa en 23’3 millones de euros. Los Fondos de la UE logrados hasta la fecha evidencian la capacidad de gestión del Gobierno Municipal, que aprovechará esta oportunidad para seguir transformando la ciudad.

A punto de finalizar 2022, el alcalde, Óscar Puente, acompañado por los concejales del Equipo de Gobierno, ha hecho balance de los dos años de gestión municipal del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Next Generation UE. A día de hoy el Ayuntamiento tiene concedidos 30 de los 49 proyectos solicitados por un importe total de 65 millones de euros, mientras que son 13 los proyectos que están aún pendientes de resolución con 33’4 millones y seis los proyectos que no han sido concedidos.

El alcalde ha reflexionado acerca del hecho de que no todos los Ayuntamientos están en condiciones de gestionar estos fondos, puesto que lo habitual es que las convocatorias no cubran el 100% de las inversiones que se pretenden acometer. El porcentaje financiado por la UE varía según la convocatoria, lo que obliga a los consistorios a cubrir con fondos propios la parte que no está subvencionada, además del IVA correspondiente.

De esta forma, en el caso del Ayuntamiento de Valladolid, de los 65 millones que suman hasta el momento los presupuestos de los proyectos financiados por el Plan, 41’6 millones corresponden a los fondos que aporta la UE a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (el 64%), mientras que los otros 25 millones restantes corren a cargo de las arcas municipales. Esto supone que el Ayuntamiento ha obtenido el 89’4% de la financiación europea que había solicitado para estos proyectos concedidos.

El alcalde ha subrayado la capacidad de gestión y el trabajo realizado desde el Ayuntamiento de Valladolid por “todo el trabajo que supone la preparación de los proyectos y la gestión de los mismos una vez concedidos se está realizando exclusivamente con la propia plantilla municipal, lo cual supone un sobresfuerzo para los técnicos municipales, que están demostrando una vez más su gran preparación y profesionalidad. A todos ellos les agradezco su entrega, que está resultando esencial para la adecuada tramitación de los proyectos concedidos en el marco del PRTR, que es muy compleja y está sujeta a exhaustivos procedimientos, controles y auditorías que se suman a la carga ordinaria de gestión que soportan las Áreas”.

Los objetivos fundamentales del Plan están orientados a la transición ecológica y digital, lo cual tiene su reflejo en la distribución de las inversiones por concejalías. De los treinta proyectos hasta ahora concedidos al Ayuntamiento de Valladolid, nueve están gestionados por el Área de Movilidad y Espacio Urbano (28.118.630 euros), cinco por la de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (12.168.583 euros), otros cinco por Planificación y Recursos (1.449.476 euros), tres por el Área de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria (1.197.759 euros), otros tantos por Cultura y Turismo (12.280.826 euros), dos por Planeamiento Urbanístico y Vivienda (5.445.758 euros), otros dos por Innovación, desarrollo económico, empleo y comercio (3.377.854 euros), y finalmente uno por Salud Pública y Seguridad Ciudadana (964.305 euros) .

El sistema de gestión municipal del Plan, puesto en marcha a finales de 2020, pilota sobre una comisión política presidida por el alcalde. Además, está integrada por el concejal de Planificación y Recursos, Pedro Herrero; la concejala de Medio Ambiente y desarrollo Sostenible, María Sánchez; la concejala de Innovación, desarrollo económico, comercio y empleo, Charo Chávez, y el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, además del Secretario General del Ayuntamiento.

En esta Comisión se ha hecho balance de la gestión de las convocatorias y los proyectos del Plan, cuya coordinación se realiza a través del Comité técnico que preside el concejal de Planificación y Recursos, integrada por las direcciones de Área de las mencionadas concejalías, el Interventor y el Secretario municipal, además de otros dos funcionarios que realizan labores de apoyo técnico. Dicho comité se reúne semanalmente, y ha mantenido un total de ochenta sesiones de trabajo desde su constitución a finales de 2020.

Al margen de la labor cotidiana de detección de oportunidades de financiación e información de interés, análisis y gestión de convocatorias, control presupuestario y contable, mantenimiento del repositorio digital para la gestión del Plan y elaboración de instrucciones, a lo largo de este año 2022 se han adoptado importantes decisiones que se suman a las tomadas en 2021, entre las que destacan la creación de una Comisión Antifraude, que se ha reunido en 18 ocasiones desde febrero; la elaboración del Plan de actuación municipal para la gestión de subproyectos vinculados al Plan, aprobado por la Junta de Gobierno Local en mayo; el obligatorio envío de documentación al Consejo de Cuentas, en agosto; la impartición de nueve acciones formativas a 571 empleados municipales; la participación de técnicos municipales en diversas actividades, seminarios y jornadas relacionadas con la gestión del Plan.

“De lo anteriormente expuesto -ha concluido el alcalde- se desprende que el este Equipo de Gobierno ha hecho los deberes y que la financiación conseguida y la que llegará del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia es reflejo de una buena gestión. Hemos demostrado que estamos preparados para aprovechar las oportunidades, para abordar proyectos concretos acordes a lo que Valladolid necesita. Hemos afrontado el reto que se nos presentaba y no hemos dejado pasar esta ocasión para acelerar la transformación de la ciudad, para hacerla mejor, más moderna, más sostenible, más igualitaria y más dinámica, para avanzar en un modelo de ciudad en la que las personas cuenten con las oportunidades necesarias para desarrollar el proyecto vital al que aspiran”.