Rubén Sánchez y Gema Martín se alzan con la Media Maratón Ciudad de Valladolid: “Correr rodeado de tu familia y en casa da muchos ánimos”

El vallisoletano Rubén Sánchez y la salmantina Gema Martín han triunfado este domingo 25 de septiembre en la XXXIII Media Maratón Ciudad de Valladolid que congregó a 1.600 atletas, entre ellos 1.260 para correr la prueba larga, y el resto en la VIII Legua en una jornada fresca desde primera hora de la mañana en la ciudad del Pisuerga.

Esta pruebas “consolidan el deporte en Valladolid como una fuente de recursos económicos y una herramienta para potenciar el turismo, porque buena parte de las 1.600 personas inscritas son de otras provincias y otras comunidades”, adelantaba el concejal de Deportes y Participación Ciudadana, Alberto Bustos. El recorrido se realizó por distintos puntos de la ciudad y los circuitos urbanos han discurrido por algunos de los lugares más emblemáticos de Valladolid como la Plaza Mayor, La Antigua, San Pablo, Acera de Recoletos o Paseo de Zorrilla.

El presidente de Atletas Populares, Roberto Coto, reconocía que los participantes no alcanzan cifras de la edición de 2019, pero “están muy cerca”. Aunque también admite que “ha habido mucha inscripción de fuera, bastantes de Madrid, y como curiosidad un grupo de portugueses de Braganza, un brasileño, un australiano y dos corredores de Tahití y de Tailandia”.

El ganador de la XXXIII Media Maratón Ciudad de Valladolid ha sido el cigaleño Rubén Sánchez Domínguez, del Club Vino Toro, con una marca de 1.05.40, dos minutos después llegó a meta Javier Alves Vas, de Arte Físico, que concluyó con 1.07.42 y de David García Catalina, de Vicky Foods, con 1.08.54, el vencedor en 2021. Por su parte, en la categoría femenina, la ganadora ha sido Gema Bartín Borgas del equipo Bilbao Atletismo con un tiempo de 1.14.23, Emma Pérez García del APVA con 1.17.33 y en tercer lugar, Carmen Viciosa Villa del Club Vicky Foods que obtuvo 1.17.44.

La ecuatoriana afincada en Extremadura, María Mercedes Pila Viracocha, primera absoluta las dos últimas ediciones, se tuvo que conformar con la cuarta plaza y la primera en la categoría veteranas más 40, con una marca algo peor a la que acostumbra.

La capital vallisoletana volvió a disfrutar de un día de lo más deportivo con una de sus pruebas legendarias, la Media Maratón organizada por el Club Atletas Populares que pretenden que esta cita se mantenga y siga creciendo. En esta ocasión, la novedad ha sido la alta participación internacional y desde el Ayuntamiento de Valladolid junto a la organización estudian un posible cambio de recorrido con una sola vuelta, un trayecto que haría más atractiva la cita para los corredores.

En este sentido, tras cruzar la línea de meta, los grandes protagonistas de esta Media Maratón, Rubén Sánchez y Gema Martín reconocían que habían salido muy satisfechos con la prueba. En el caso del corredor residente en Cigales aseguraba que esta era una prueba que tenía marcada en rojo en el calendario, sobre todo por cómo se encontraba tras las últimas carreras disputadas. “Venía a por ello, muy bien y muy fuerte. He ido a por todas desde el principio viendo que mis rivales no estaban en su mejor forma. Sabía que debía hacerlos sufrir y luego irme en solitario. He hecho mi carrera”, apuntaba.

El vallisoletano tuvo una dedicatoria especial a la memoria de Jesús Negro y también a su familia, grupo de entrenamiento y entrenador. Sánchez, acostumbrado a distancias más cortas, indicó nada más dejar en el suelo a su hijo pequeño Fabio que “aquí no había corrido nunca. Es mi segunda media, pero hacerlo rodeado de tu familia y en casa da muchos ánimos. Pero como digo lo mejor está por llegar”.

La mujer ganadora de la jornada Gema Martín dejaba claro que llegaba a esta carrera con el objetivo de “sacarme la espina del segundo puesto”. Corriendo por el equipo de Bilbao, la salmantina Gema Martín quería volver a esta carrera para dejar atrás el segundo puesto que hice hace algunos años. “Quedé segunda detrás de la olímpica Elena Espeso, quería volver para sacarme la espina y lo he hecho”, confesaba.

La atleta charra, que ha vivido también en Valladolid mientras trabajaba en Villanubla y guarda un grato recuerdo de la ciudad, se mostraba tremendamente contenta en la línea de meta. Así indicó que “había planteado la carrera de forma completamente distinta a lo que he hecho. Quería ir en el grupo de chicas, pero pronto me vi muy encerrada y sin poder desplegar mi zancada que es bastante amplia. Por ello decidí tirar con todo lo que tenía y así hasta la meta”, concluye.