Puente reacciona al Gobierno PP-Vox en Castilla y León: “El Partido Popular carece de escrúpulos por incorporar a quien sea necesario con tal de detentar el poder”

El acuerdo entre PP y Vox para arrancar la nueva legislatura en Castilla y León traerá cola. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, no ha tardado en responder y reaccionar al nuevo Gobierno autonómico de la mano de los populares y la ultraderecha. “No hay nuevo PP. Ni lo habrá. Es el PP de siempre. Un partido que tiene la corrupción en su esencia, que hace de la crispación su estilo habitual de hacer oposición y que carece de escrúpulos para incorporar a su gobierno a quien sea necesario con tal de detentar el poder”, asegura contundente Puente a través de sus redes sociales.

El regidor vallisoletano ha lamentado que se haya llegado al acuerdo entre ambas formaciones en nuestra Comunidad autónomas. Además, Puente ha lanzado “a quienes justifican la barbaridad de hoy con las ya resobadas alusiones a que al PSOE le apoya Bildu, etc., les pregunto qué Ministerios tiene Bildu y qué parlamento Preside. Aquí se trata de que VOX va a presidir un parlamento y va a tener un vicepresidente y 3 consejeros”. Puente recalca que “se ha dado por hecho” el pacto entre PP y Vox como única opción, porque considera que “otros jamás se han producido en este país”. Ante la posibilidad que se barajó tras las elecciones del 13-F con un posible pacto entre PP y PSOE “nadie se creyó ese acuerdo” ya que “hay moldes que cuesta mucho romper en la política española”, asevera.

Por el momento, conocemos que Vox se hará cargo de la presidencia de las Cortes y de la vicepresidencia de la Junta de Castilla y León. La formación de Santiago Abascal ya tenía altura de miras y reclamaba a Mañueco “el mismo trato que Ciudadanos” en la pasada legislatura.

Puente no ha querido tampoco pasar por alto una publicación del futuro presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, informando del acuerdo con Vox para formar Gobierno apoyándose en “un programa al servicio de las personas de Castilla y León”, el alcalde respondía “era todo teatro”, refiriéndose a todas las críticas y defensas que realizaban los populares frente a los representantes de la ultra derecha.