Los hosteleros vallisoletanos subirán el precio de la Feria de Día a 3,20 euros con pincho y bebida

Los hosteleros de Valladolid se encuentran inmersos en los preparativos de la Feria de Día 2022 con motivo de la Feria y Fiestas de La Virgen de San Lorenzo. Esta cita pretende dinamizar el sector en una ambiente festivo y que cada año atrae a gran público vallisoletano y visitantes. El Ayuntamiento colabora con la Asociación de Empresarios de Hostelería de Valladolid para establecer los requisitos y bases de inscripción de los distintos bares y restaurantes de la capital durante los días grandes de las fiestas.

A pesar de que el formato de la Feria no sufre variaciones respecto a ediciones anteriores antes de la pandemia, sí que se incrementa el precio de bebida + tapa a 3,20 euros produciéndose una subida de 0,40 céntimos con respecto a los 2,80 euros de años atrás. Se trata de una subida de precios que genera una cierta incertidumbre en los hosteleros por cómo afectará al consumo de los clientes vallisoletanos a lo largo de los diez días de Fiestas.

En este sentido, el presidente de los hosteleros, Jaime Fernández, ha explicado a Valladolid Plural, los motivos por los que se ha subido el precio de la Feria de Día como son la inflación, el incremento de costes y gastos derivados de la crisis económica. “No sabemos muy bien cómo afectará a la gente esta subida aunque no le tiene que extrañar a nadie”, explica Fernández. La hostelería vallisoletana se encuentra insegura por ver si la subida económica va a ser “rentable o si en cambio la gente optará por solo tomarse una consumición en vez de tres”.

“Cualquier ciudadano que va al supermercado, antes hacía una cesta de la compra por 40 euros y ahora le cuesta 90, o ibas a comprar unos zapatos que valían 50 euros y ahora los mismos valen 70. Se sabe perfectamente lo que hay. La subida de precios no es solo en la hostelería sino también en todos los sectores”, defiende Jaime Fernández el incremento de los precios de la Feria de Día de Valladolid.

En estos momentos, la Asociación de Hostelería de Valladolid está perfilando el número de casetas que van a salir a la calle durante las Fiestas de La Virgen de San Lorenzo y creen que este año el número puede ser inferior que en años atrás, aunque de momento es pronto para concretar un número determinado de participantes. “No podemos valorar cómo transcurrirá la Feria de Día porque la gente todavía tiene algo de miedo al Covid y está siendo una temporada muy rara”.

Tendremos que esperar a principios de septiembre cuando den el pistoletazo de salida a la Feria y Fiestas de La Virgen de San Lorenzo el próximo 2 de septiembre para ver cómo sienta en los vallisoletanos esta subida en el pincho de la Feria del Día. Aunque está claro, que a la gran mayoría de los consumidores no les va a sentar bien y va a generar un importante revuelo y malestar con el sector hostelero.