Las formaciones de izquierdas de Valladolid acuerdan una candidatura única para las próximas elecciones municipales

La asamblea de Valladolid Toma la Palabra respaldó en la tarde del miércoles 21 de septiembre las conversaciones que desde el verano se están manteniendo con Izquierda Unida y Equo, que ya están integradas en la plataforma municipalista, además de con Podemos y Alianza Verde, para conformar una candidatura unitaria, amplia y renovada, para las próximas elecciones municipales. Los representantes de la plataforma que han participado en dicha asamblea destacaron el “buen ambiente y el entendimiento” para que la izquierda de Valladolid concurra a las elecciones bajo una única papeleta.

Como pistoletazo de salida a esta andadura conjunta, que aún está por definir más allá del trazo grueso y este ambiente de entendimiento, será el próximo 9 de octubre con un acto público centrado en el valor del municipalismo, ámbito en el que Valladolid Toma la Palabra es un referente estatal por su trabajo durante los últimos siete años formando parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid.

Por su parte, los concejales del Grupo Municipal de VTLP tomaron la palabra durante la asamblea para mostrar su voluntad de continuar dando cuenta de su gestión dentro del Gobierno municipal. Entre otras acciones, se habló de realizar actos públicos y asambleas en barrios, retomando el contacto directo y presencial con la ciudadanía que la pandemia cercenó, una de las señas de identidad de la plataforma municipalista.

Las personas asistentes, tanto del censo de Toma la Palabra como de organizaciones y colectivos afines, respaldaron su trabajo y aplaudieron su acción de Gobierno, dando por hecho que “aún queda mucho camino por recorrer”, pero felicitándoles por “todo lo logrado hasta la fecha para mejorar la calidad de vida de la ciudadanía de Valladolid”, exponen.

El sentir general de la asamblea fue “muy positivo”, urgiendo a dar pasos firmes para concurrir con una candidatura amplia e ilusionante a unas elecciones en las que la ciudad se juega consolidar los derechos y avances de estas dos legislaturas. Una propuesta electoral “rigurosa, convincente e ilusionante” que no se conforme y siga trabajando en la construcción de una ciudad para todas las personas.