La Junta despliega 167 medidas para retener y atraer talento, facilitar el empleo y fomentar el emprendimiento de los jóvenes

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha presentado esta mañana el V Plan de Juventud de Castilla y León, que será aprobado en los próximos días, en un acto celebrado en Palencia junto a colectivos, asociaciones y entidades juveniles, además de consejos locales, provinciales y el Consejo Autonómico de la Juventud.

Un plan que incluye medidas dirigidas a apoyar a los más de 431.000 jóvenes de entre 15 y 34 años que residen en la Comunidad y con el que se pretende facilitar su acceso al empleo, favorecer su emancipación e incrementar su participación en la vida pública, resaltando el apoyo al asociacionismo juvenil y a los Consejos de la Juventud. Además, responde al compromiso de la Junta de Castilla y León con el presente y el futuro de los jóvenes e incorpora la perspectiva juvenil en la elaboración de las políticas que les afectan.

Isabel Blanco ha destacado que el proceso de elaboración de este plan ha sido ampliamente participativo. “Se trata de un plan creado por y para los jóvenes. De hecho, han participado más de 20.000 a los que se ha enviado la consulta y se han mantenido numerosas sesiones de trabajo. Además, desde la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades hemos recogido las aportaciones del resto de departamentos de la Junta y hemos contado con la colaboración del Consejo de la Juventud de Castilla y León, la Asociación de Jóvenes Empresarios de Castilla y León, la Asociación de Jóvenes de Castilla y León, la Federación de Centros Juveniles Valdoco y las secciones juveniles de los agentes sociales y económicos”, ha destacado la titular de Familia.

El documento dinámico y flexible, abierto a incorporar nuevas iniciativas en función de las necesidades que puedan surgir y revisable cada año, contempla 167 medidas agrupadas en diez áreas de actuación –siete estratégicas y tres transversales– que tienen como grandes objetivos retener y atraer talento a la Comunidad, fomentar el emprendimiento y fijar población, en especial, en el medio rural. “Se trata, en definitiva, de generar oportunidades para que los jóvenes construyan su proyecto de vida en Castilla y León, un reto al que se van a destinar de media 130 millones de euros anuales de media en los cuatro ejercicios de vigencia del Plan -2022-2025”, ha subrayado Isabel Blanco.

El proyecto se define por cinco características como la personalización, ya que busca adaptarse a las circunstancias individuales de los destinatarios; la transversalidad, al incluir medidas en ámbitos diversos como el empleo, la vivienda, la cultura y el ocio o los hábitos saludables; el carácter participativo, puesto que su confección es fruto de las aportaciones de administraciones e instituciones, del Consejo de la Juventud de Castilla y León y asociaciones juveniles y de los agentes económicos y sociales; su dimensión dinámica y flexible, ya que el texto es permeable a nuevas iniciativas que puedan surgir en función de necesidades emergentes; y su carácter revisable cada año.