El PP reprocha al Ayuntamiento de Valladolid la “mala gestión y desarrollo” de la rehabilitación del polígono 29 de Octubre

Después de siete años de ejecución, el proyecto de rehabilitación y regeneración urbana del polígono residencial 29 de Octubre, el PP evidencia la “inoperancia” del actual equipo de Gobierno para solventar una actuación no sólo de carácter residencial, sino también de alcance social con la eliminación de infravivienda en el barrio de Pajarillos, y el objetivo de mejorar la convivencia. Así lo ha manifestado este viernes la presidenta del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, Pilar del Olmo, quien atribuye este fracaso a la “nefasta política de vivienda municipal de PSOE y Valladolid Toma La Palabra”.

Las actuaciones realizadas en la primera fase del proyecto, con un presupuesto de 4.243.644 euros, sólo alcanzaron a 138 viviendas de las 550 que se encuentran en el barrio. Esta actuación, finalizada en 2018, tiene actualmente importantes desperfectos en las fachadas, y continúa sin eliminarse el cableado exterior de los edificios con el riesgo que esta situación genera para la salud y seguridad de los vecinos.

En lo que respecta a la segunda fase, presupuestada en 4.147.000 euros, destinados a la rehabilitación de otras 192 viviendas del polígono, debería haber culminado en los últimos meses de 2020, pero se vio paralizada debido a la rescisión del contrato con la empresa adjudicataria. De nuevo tendrá que ser licitada, mientras se negocia con la Junta de Castilla y León para la ejecución de una tercera fase del proyecto, financiada, en esta ocasión, con fondos de resiliencia europeos. Por lo tanto, “el equipo de Gobierno finalizará su mandato con el exiguo balance de no restaurar ni siquiera la tercera parte de la intervención prevista”.

Hay que recordar que el actual alcalde presumía de esta actuación con su homóloga parisina, en la visita de Pedro Sánchez como candidato electoral, pero a la hora de rendir cuentas los resultados son muy negativos. No se ha producido la rehabilitación de los edificios, pero tampoco hay grandes avances en el programa social, que continúa con unas cifras de absentismo escolar insoportables, ni en lo que respecta a seguridad ciudadana, problemas de convivencia y tráfico de estupefacientes.

La Mesa de Convivencia Ciudadana que se constituyó en Pajarillos en junio de 2017 como el instrumento ideal para el trabajo social necesario no ha vuelto a reunirse a pesar de las reiteradas solicitudes por nuestro Grupo Municipal. De igual forma, en el Pleno Municipal el Grupo Popular solicitó la creación de una comisaría de distrito de la Policía Local en el colegio público Santiago López, propuesta que fue rechazada por el Grupo Socialista y Valladolid Toma la Palabra.

Cabe recordar que, en el último Consejo de Administración de la Sociedad VIVA, el Partido Popular en el Ayuntamiento de Valladolid planteó la firma urgente de un convenio para apoyar el trabajo social que se viene realizando por la parroquia San Ignacio de Loyola, cuantificado en 6.000 euros. Las actuaciones sociales que se están realizando en el barrio, a través de la Sociedad Municipal VIVA, están claramente descoordinadas con las concejalías de Servicios Sociales, Educación, Mediación y Planeamiento. Todas ellas destinan importantes recursos económicos que actúan en el territorio de forma solapada y poco eficaz, como indican los resultados.

El último episodio a este respecto es el despido de las trabajadoras sociales adscritas directamente a este programa de rehabilitación y regeneración, contratadas por la Sociedad Municipal de Vivienda, poniendo así en riesgo el trabajo desarrollado hasta el momento. Sus contratos, vinculados al proyecto, se han visto perjudicados por los continuos incumplimientos en la ejecución del mismo.

Las administraciones públicas como el Ministerio, Junta de Castilla y León, Ayuntamiento han destinado más de 22.000 euros por vivienda y muchos de los problemas de humedades, hacinamiento y ventilación persisten. Pilar del Olmo concluye que, “después de siete años de Gobierno de PSOE y VTLP el problema en el polígono residencial 29 de octubre se encuentra cada vez más cronificado, y la situación del barrio no sólo no ha mejorado, sino que ha empeorado, por lo que el descontento vecinal es más que evidente”.