El comercio de Valladolid espera una subida de ventas de un 15% en las rebajas de verano en comparación al año pasado

El comercio local de Valladolid se encuentra inmerso en plena campaña de Rebajas de verano con la esperanza puesta en la reactivación de las ventas. Desde la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid y provincia (FECOSVA) confían que estos próximos meses sean buenos para el sector después de un inicio de año complicado. “Somos optimistas por como han empezado los primeros días de las Rebajas ya que la climatología está acompañando y esperamos que sean mejores que las del año pasado”, cuenta Jesús Herreras, presidente de los comerciantes de Valladolid en declaraciones a este periódico.

Las rebajas de verano han provocado una ligera mejoría en las tiendas de Valladolid acompañadas de buen tiempo y por las ganas de salir. Este año, las rebajas supondrán una subida de ventas entre el 10% y el 15% con respecto al año pasado, sobre todo en el número de artículos. El presidente de FECOSVA lamenta que las rebajas han perdido el efecto llamada a los clientes porque “ha perdido el sentido al abusar de la palabra rebajas porque muchas cadenas lo utilizan como estrategia de marketing comercial y adelantan las fechas poniéndolas a su antojo”.

Precisamente, Herreras denuncia que este año las rebajas se hayan adelantado unos días antes de lo habitual, una circunstancia que hace especial daño al comercio local. Desde la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid detallan que “las asociaciones de comerciantes llevamos tiempo reclamando que se regulen las fechas de las rebajas para que se mantenga el sentido de la campaña que es la liquidación de artículos por fin de temporada. Consideramos que no tiene ningún sentido que se pongan unas rebajas a principios o mediados de temporada”. Lo mismo se repite con la fecha de las segundas rebajas que tradicionalmente se fijaban a finales de junio y principios de agosto.

Los establecimientos del comercio de proximidad de Valladolid notan la competencia directa de las grandes superficies dentro y fuera de la campaña de rebajas. “El textil y calzado es un sector muy competitivo con cadenas muy fuertes. Algo a lo que se suma a la reciente inflación que es otro de los efectos negativos que tenemos los comerciantes al igual que en otros ámbitos”. Esta inflación con una importante subida de precios ha venido provocada en primer lugar por la guerra de Ucrania que ha desencadenado una crisis mundial “después de haber salido recientemente de otra crisis como la sanitaria”.

Los comerciantes de Valladolid están optimistas con esta campaña de rebajas de verano con descuentos en los establecimientos de entre un 20% y 40% en una gran variedad de productos y artículos. “El comercio de Valladolid ofrece servicio y calidad, además de una variedad que no encontrarán en ningún otro sitio, como el asesoramiento personalizado son nuestros puntos fuertes”, anima el presidente de FECOSVA, Jesús Herreras.