El barrio de La Overuela conoce su transformación con obras de mejora en su centro vecinal, nuevas zonas verdes y de ocio

El concejal de Participación Ciudadana y Deportes, Alberto Bustos, ha visitado en La Overuela las obras de mejora llevadas en el patio exterior del Centro de Iniciativas Vecinales (CIVEO) del barrio para lo que se ha contado con una inversión de 40.000 euros. El concejal ha estado acompañado por distintos miembros de la Asociación Vecinal La Isla. Las mejoras llevadas a cabo en esta parcela de aproximadamente 700 metros cuadrados.

Entre las mejoras destacan el cambio de la pavimentación del suelo, las zonas ajardinadas se han delimitado con bordillos, se ha sembrado césped y se han plantado arbustos aromáticos y de flor adaptados a la climatología de la zona sin necesidad de mantenimiento excesivo en los dos parterres cercanos a las fachadas, se han plantado 3 árboles. También se ha revisado y reparado el saneamiento enterrado y el riego por goteo existente y se ha dotado de tubería de distribución de agua potable hasta la nueva fuente que se ha instalado.

En cuanto a la renovación de mobiliario, se han instalado una mesa de pic-nic, una mesa de ping pong, dos mesas de juego, dos bancos de hormigón efecto madera, dos papeleras, un aparcabicis para al menos 4 bicis, una fuente de pie y barandilla metálica pintada en verde para acceso al edificio. Como ha explicado el concejal Alberto Bustos, “el entorno en el que nos encontramos era el antiguo colegio fray Luis de Granada, un entorno perdido, degradado, ya no había nada por aquí, ya no había clases ni un espacio donde poder pasar el tiempo de ocio y, gracias a la implicación de los vecinos y vecinas del barrio, que reivindicaron y pidieron que se recuperase este entorno, conseguimos, a través de los Presupuesto Participativos y de la implicación del Ayuntamiento recuperarlo para el uso vecinal”.

“Tenemos una pista deportiva, aulas para los talleres, para la convivencia; también un espacio abierto en este patio para que toda la gente del barrio pueda convivir. Por tanto, se demuestra que, una vez más gracias a la participación ciudadana, nuestros barrios mejoran día a día”, indica Bustos. Esta actuación el patio exterior del CIVEO es un ejemplo de cómo a través de los Presupuestos Participativos. el Ayuntamiento ha realizado distintas mejoras en los últimos años que han ido transformando el barrio de La Overuela atendiendo a las necesidades requeridas por los propios vecinos y vecinas.

El Observatorio de las Aves, proyecto para el que se destinaron 30.000 euros, supuso la creación de una estructura mirador como punto de avistamiento de aves en una zona junto al río Pisuerga en la que se pueden avistar rapaces, cigüeñas y todo tipo de aves en un entorno rodeado de naturaleza buscando fomentar el conocimiento de la naturaleza y el medio ambiente e impulsar actividades al aire libre.

Las obras de reforma del antiguo colegio Fray Luis de Granada y la mejora de las pistas deportivas anexas supusieron una inversión conjunta de 200.000 euros. El antiguo edificio escolar que se encontraba abandonado y muy degradado se convertiría en la sede del CIVEO y nueva sede de la Asociación Vecinal La Isla. Se ejecutó una reforma completa actuando sobre el tejado, suelos, ventanas, puertas, mejoras en las instalaciones eléctricas, de gas y de fontanería, la instalación de una nueva caldera, etc. Ambas inversiones han servido para convertir esta zona entorno a la calle Calveras en el centro neurálgico de ocio y participación del barrio.

Se llevó a cabo la mejora del Parque Infantil en la calle Arrabal por un importe de más de 9.000 euros con la reforma del espacio que pueden disfrutar los niños y niñas con mayor seguridad, ya que se procedió a la instalación de un pavimento sintético de amortiguación con caucho.

También se invirtieron más de 71.000 euros en la mejora del estanque de tormentas del Parque de Las Lavanderas en la calle Arrabal para integrarlo en el espacio verde que hay en la zona. Se disminuyó el impacto de las chimeneas de ventilación, se instalaron jardineras y bancos buscando crear un espacio para los vecinos y vecinas, sostenible y con objeto de completar la recuperación del margen del río Pisuerga en el barrio.