Día de la Investigación en Cáncer: la AECC pide el estudio completo de los tumores poco frecuentes y con menos del 30% de supervivencia

Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, que tiene lugar cada 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer ha organizado un encuentro en el que investigadores, pacientes, y sociedades científicas han debatido sobre las desigualdades que existen en la investigación en cáncer, debido principalmente, a que no todos los tumores se investigan lo suficiente. En concreto, los cánceres con una supervivencia inferior al 30% y los tumores poco frecuentes necesitan una investigación al 100% para que la supervivencia aumente.

El acto ha contado con un primer bloque en el que la Dra. Marta Puyol, directora de investigación de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer, Cuca Vargues, paciente de cáncer de pulmón, Izaskun Izaola y César Benito, padres de un niño con un tumor cerebral y, los investigadores Dr. Jon Zugazagoitia, investigador en el Hospital 12 de Octubre, y Dra. Marta Alonso, en el Cima Universidad de Navarra, que estudian cáncer de pulmón y cáncer infantil respectivamente, han analizado si existe inequidad y la necesidad de investigar más para corregir las desigualdades de supervivencia que existen entre pacientes de unos y otros tumores.

En un segundo bloque, la directora general de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer, Isabel Orbe, el presidente de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (ASEICA), el Dr. Luis Paz-Ares y el Dr. Cristóbal Belda, director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) han aportado su visión sobre el presente y el futuro de la investigación en cáncer, cuánto se ha avanzado, en qué punto estamos y cuáles son los próximos retos a los que se enfrenta la comunidad científica.

La Asociación Española Contra el Cáncer en Valladolid estuvo en la mañana de este viernes en el hospital Río Hortega y Clínico, con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer, para acercar la ciencia a la sociedad e informar de la inequidad en investigación oncológica

De la investigación depende la supervivencia en cáncer porque la experiencia y el tiempo han demostrado que, a más investigación, mayor supervivencia. En los últimos años, la supervivencia en cáncer ha aumentado 3,3 puntos en hombres y 2,6 en mujeres, en un entorno donde ha crecido la incidencia un 7,2% desde el año 2016. Sin embargo, esta realidad no llega a todas las personas por igual, puesto que todas las personas con cáncer no tienen el mismo acceso a los resultados de investigación ni todos los tumores se investigan lo suficiente.

Cada año, más de 100.000 personas son diagnosticadas con un tumor con la supervivencia inferior al 30% como páncreas, esófago, hígado, estómago, encéfalo o pulmón, entre otros. Es el caso de Cuca Vargues, paciente de cáncer de pulmón que fue diagnosticada hace 2 años, que señala que “gracias a la investigación, he podido optar por diferentes tratamientos en función de cómo iba evolucionando mi enfermedad e incluso me han hablado de entrar en algún ensayo si los tratamientos dejaran de funcionar. Si se continúa investigando, será más fácil encontrar un tratamiento definitivo”.

La Acción Conjunta sobre Cánceres Raros estima que los tumores poco frecuentes tienen una peor tasa de supervivencia que los cánceres más comunes, posicionándose en un 47%, de media lo que podría mejorarse con una mayor investigación. Se considera cáncer poco frecuente aquél que afecta a menos de 6 personas por cada 100.000 al año. Precisamente el bajo número de casos, junto con la falta de financiación, hace difícil investigar este tipo de tumores, Sin embargo, no se puede olvidar que, en el último año, según el Observatorio del Cáncer de la Asociación, en España, de los 285.530 nuevos casos de cáncer, a alrededor de 68.000 personas le diagnosticaron un tumor poco frecuente, lo que supone entre un 22% y un 24% de los casos totales.

Por otr lado, la Asociación Española Contra el Cáncer, en su compromiso con la investigación en cáncer, abre su convocatoria de Ayudas a la Investigación 2023 en el territorio. Con estas ayudas, que se dividen en Ayudas Predoctorales AECC y en Ayudas Clínico Junior en el Territorio AECC, se impulsa la investigación en las provincias de España y se apoya al talento investigador para facilitarles el inicio en la investigación en cáncer. La Asociación abre hasta el 12 de enero de 2023, las Ayudas Clínico Junior en el Territorio AECC a nivel nacional, que , cuentan con una dotación de hasta un máximo de 140.000 euros durante 4 años. A través de ellas, se fomenta la investigación en el entorno clínico, apoyando a especialistas médicos, para el desarrollo de un proyecto de investigación en cáncer.

Las Ayudas Predoctorales AECC, que están abiertas hasta el 20 de octubre y cuentan con una dotación de hasta un máximo de 100.600 euros durante 4 años, se promueve la formación de investigadores a través de la realización de una Tesis Doctoral en cáncer en un centro de investigación y con el soporte de un grupo de investigación con acreditada trayectoria científica. En esta ocasión, las Ayudas Predoctorales AECC pueden solicitarse para realizar la Tesis Doctoral en las siguientes provincias: Asturias, Albacete, Almería, Barcelona, Baleares, La Coruña, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Huesca, Guipúzcoa, León, Madrid, Navarra, Málaga, Tenerife, Teruel La Rioja, Valencia, Valladolid, Vizcaya y Zaragoza

En el mes de noviembre, la Asociación prevé anunciar la apertura del resto de sus ayudas dirigidas a dar estabilidad a investigadores postdoctorales, apoyar proyectos a lo largo de todas sus fases de desarrollo, desde grupos emergentes a líneas consolidadas, y fomentar la investigación en entornos clínicos y la innovación para acercar los resultados a los pacientes. Estas Ayudas tienen como objetivo impulsar la investigación para dar respuesta a necesidades clínicas, así como cubrir las necesidades de la comunidad científica para que puedan desarrollar su trabajo en España. Con ellas, se apoya el talento y todos los tipos de investigación, desde la básica a la traslacional, así como la clínica y la innovación.