VÍDEO | Un viaje en el tiempo para recordar los juguetes y objetos más clásicos del coleccionismo

La XIII Feria de Coleccionismo de Valladolid ha abierto sus puertas este sábado en la Feria de Muestras con una amplia oferta de piezas únicas imprescindibles en cualquier rincón de un buen coleccionista. Alrededor de 400.000 objetos de gran valor estarán disponibles en los diferentes stands del mayor evento del coleccionismo cosmopolita de Castilla y León entre los que se podrá encontrar desde los productos más comerciales hasta aquellos más difíciles de adquirir como antiguos carteles de cine, billetes, monedas, vinilos y figuras de Star Wars, Lego o Playmobil.

Tras la inauguración oficial, los primeros asistentes ya tenían en mente el objeto que venían a buscar para ampliar sus colecciones y a la vez encontrar nuevos artículos jamás vistos. Cada año, y ya van trece, la capital vallisoletana apuesta por este tipo de iniciativas que atraen no solo a los amantes del coleccionismo sino a cientos de jóvenes que buscan reunirse para compartir aficiones y disfrutar de planes culturales más allá de los videojuegos y las nuevas tecnologías. La decimotercera Feria del Coleccionismo de Valladolid se abre con cuarenta puestos y otras actividades temáticas como talleres infantiles, exposiciones de emblemáticos edificios a gran escala y barcos, u homenajes a reconocidas figuras del mundo artístico como Marisol o Bruce Springsteen.

El ambiente festivo y juvenil invadía ya la Feria desde primera hora con fans del coleccionismo que disfrutan en cada edición de un ocio alternativo convirtiéndose en un espacio de encuentro y entretenimiento entre amigos de diferentes rincones de España y a los cuales les une una misma pasión. La afición por el coleccionismo pasa de generación en generación porque lo más vintage y clásico nunca pasa de moda y a los más jóvenes les gusta conocer de cerca los juguetes que se mantienen en el tiempo. “Esta Feria tiene un carácter familiar para que un abuelo pueda venir con sus nietos y pueda enseñarle los juguetes que tenía de niño e incluso la música que escuchaba”, cuenta Carlos Ramírez, organizador del evento.

Legión 501 de Star Wars llena de emoción la Feria del Coleccionismo | Valladolid Plural

Además, la XIII Feria del Coleccionismo pretende ser un viaje al pasado aunque con aires de futuro para que todos aquellos mayores que se acerquen estos días por los puestos puedan adquirir aquel artículo que perdieron en su infancia y con él vuelvan todos los buenos recuerdos de su generación. Chapas, coches en miniatura, muñecas, cómics, Playmobil o los famosos Action Man han hecho las delicias de todos los que ya han pasado por esta cita que recuerda los juegos más clásicos y que ni el paso del tiempo les borran del camino.

Junto a los diferentes stands, los amantes del coleccionismo también han podido conocer de cerca la muestra de barcos de navegación a motor con naves impresionantes a vela, yates, e incluso, buques de guerra. Las grandes maquetas de Playmobil han dejado boquiabierto al público introduciéndoles en una impresionante selva repleta de diferentes especies animales. Uno de los momentos mágicos en este día inaugural llegó con la Legión 501 de Star Wars que aterrizó en la Feria del Coleccionismo para amenizar la jornada y sorprender a los más pequeños. Incluso, los mayores, teléfono en mano no perdieron la ocasión de inmortalizar el momento y fotografiarse con estos personajes míticos del mundo audiovisual.

Una cita dedicada para los más nostálgicos y amantes de lo antiguo en tiempos donde lo tecnológico está al orden del día, pero con ferias como esta que organiza ASOFED permite a los vallisoletanos y resto de público recordar aquellos años maravillosos donde jugar con una peonza, una carrera de coches o escuchar a Elvis en vinilo era todo un privilegio que ni el tiempo borrará. Los días 15 y 16 de octubre en horario de 11.30 a 20.30 horas, la Feria de Valladolid se convierte en una máquina del tiempo para recordar los juguetes y objetos más personales de toda una generación del coleccionismo.