VÍDEO | La DGT vigilará con un dron las carreteras de Castilla y León para sancionar “conductas temerarias” al volante

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, celebró la aportación a la seguridad vial en las carreteras de la comunidad autónoma que suman los drones destinados a vigilar y regular el tráfico en las carreteras del territorio, a cuya presentación asistió, acompañada por el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez, la coordinadora de la Dirección General de Tráfico en la Comunidad, Inmaculada Matías, y el teniente coronel de la Agrupación de Tráfico de Guardia Civil, Francisco Iturralde.

Estos dispositivos, de fabricación y tecnología españolas, que convirtieron a España en un país pionero en su uso en funciones de tráfico, comenzaron a utilizarse en modo de prueba en mayo de 2018, y desde agosto de 2019 se destinan a la vigilancia y detección de infracciones.

En concreto, permiten detectar conductas temerarias al volante y sobrevuelan el tráfico prioritariamente en aquellos tramos de elevado riesgo de accidentes, así como en las carreteras con un mayor tránsito de usuarios vulnerables, -ciclistas, motociclistas y peatones-.

Los aparatos también se utilizan para la monitorización y apoyo a la regulación en operaciones y eventos especiales en los que se concentra un elevado número de movimientos en carretera; para misiones ordinarias de regulación complementarias a las desarrolladas por los helicópteros; y para apoyar en situaciones de emergencia que por su gravedad afecten de manera notable a la circulación y seguridad de los usuarios de la vía.

La infracción captada por drones podrá ser notificada en el acto por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o ser tramitada posteriormente por las autoridades competentes. Todas las sanciones dispondrán del fotograma correspondiente con la evidencia de la infracción cometida por el conductor.


La patrulla de helicópteros de DGT en el CGT Norte de Castilla y León cuenta con dos drones para desarrollar misiones en su entorno local y zona de influencia (comunidades limítrofes):1 dron DJI Phantom 4 y 1 modelo ThyraV109.

Todos funcionan a una altura de 120 metros y sus hélices les permiten alcanzar los 80km/h. Pueden soportar temperaturas de entre -20 y 45 grados.


Disponen de una autonomía de hasta 40 minutos, periodo tras el cual se procede al cambio de batería y pueden retomar el vuelo inmediatamente. A pesar de que el rango de acción los drones de la DGT puede llegar a los 10 km, actualmente la Unidad de Medios Aéreos mantiene en todos ellos la línea de visualización que va entre uno y dos kilómetros.