Valladolid reivindica la diversidad en la celebración del Día del Orgullo LGTBI

El Ayuntamiento de Valladolid ha celebrado el acto institucional para conmemorar el Día del Orgullo LGBTI. El acto institucional, presidido por el alcalde junto a la concejala de Igualdad, ha tenido lugar en el Salón de Recepciones de la Casa Consistorial. Asimismo, se ha contado con la asistencia de personas y representantes de los colectivos y entidades LGTBI de la ciudad.

En el acto se ha a la lectura de la Declaración Institucional elaborada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para conmemorar esta jornada. En esta lectura han intervenido, además de la concejala de Educación, Infancia, Juventud e Igualdad, María Victoria Soto, los portavoces de los grupos políticos municipales PSOE (Pedro Herrero), PP (Irene Nuñez), Ciudadanos (Martín Fernández Antolín) y Valladolid Toma La Palabra, (María Sánchez). Todos los grupos municipales que representan a 26 de los 27 concejales de la Corporación Municipal, a excepción de Vox.

A continuación, ha tenido lugar la lectura del Manifiesto a cargo de Yolanda Rodríguez Valentín, Presidenta de Fundación Triángulo Castilla y León e integrante del Patronato de Fundación Triángulo a nivel estatal. Yolanda Rodríguez ha animado a defender de forma activa los derechos: «Frente a los discursos de odio que buscan el enfrentamiento y resquebrajar las relaciones sociales, la convivencia, la amistad incluso, debemos erigirnos todas y todos en defensores de los valores democráticos. Que nadie se apropie de la democracia y crea que es suya, no podemos abstraernos de la realidad social y política, hay que plantar cara al odio, al desconocimiento, a la utilización malvada, falaz y retorcida de la realidad». Asimismo, la autora del manifiesto ha defendido la inversión en educación porque «salva vidas», en referencia al destino fatal que pueden tener algunas personas por este motivo, desde el suicidio a los asesinatos por odio: «Sembremos diversidad porque nuestra siembra sin duda es más fuerte que cualquier otra».

El alcalde, Óscar Puente, ha realizado un diagnóstico de los avances que se han producido en el país, al tiempo que ha advertido del riesgo de retroceso en los derechos: “Medidas legislativas que han venido también de la mano de las comunidades autónomas, que, a excepción de Asturias y Castilla y León, cuentan con leyes que protegen los derechos de las personas LGTBI. El Gobierno de Asturias se ha comprometido a sacar adelante en esta legislatura una ley de diversidad sexual y derechos LGTBI. Y ojalá que en nuestra Comunidad Autónoma se siga ese mismo camino, pero mucho me temo que por el momento ese deseo no se va a convertir en realidad. No queda otra, pues, tal y como hace el colectivo LGTBI, que seguir reclamando a la Junta de Castilla y León que saque del cajón donde tiene guardado el Anteproyecto de Ley de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género y que inicie su definitiva tramitación.

Indudablemente, la lucha del colectivo LGTBI, que ha contado con la solidaridad de buena parte de la ciudadanía y la implicación de la mayor parte de las instituciones, ha producido sus frutos, habiéndose conseguido notables avances en los derechos de las personas LGTBI. Pero llevamos tiempo advirtiendo que no hemos de confiarnos, que esos espacios de libertad hay que defenderlos día a día, que nos equivocamos si creemos que esos derechos están plenamente consolidados y que no tienen marcha atrás.

Hoy resulta evidente que las amenazas a las políticas igualitarias en favor de las personas LGTBI son reales, que quienes pretenden revertirlas no solo están ya dentro de las instituciones sino que ponen su firma al pie de normas que se publican en boletines oficiales, que aspiran a seguir los ejemplos de Hungría, cuyo gobierno ha prohibido abordar la homosexualidad en programas educativos en la escuela e incluso vincula pedofilia y homosexualidad, o de Polonia, donde se declaran zonas libres de LGTBI».