Una prueba de nivel para seguir rodando

El Real Valladolid afronta este jueves en El Plantío a las 12.00 horas, una prueba de nivel ante un CA Osasuna en muy buena forma. Un duelo amistoso que viene a suplir la ausencia de competición este fin de semana con motivo de los partidos de selecciones y que se celebrará en la vecina provincia castellana ante el cuadro pamplonica, que ha arrancado este curso 2022-2023 con cuatro victorias y dos derrotas que lo sitúan en la quinta posición de LaLiga Santander.

La primera plantilla del Real Valladolid se ejercitó este miércoles sobre el verde de los Anexos al Estadio José Zorrilla en una sesión en la que el equipo pucelano siguió aprovechando el parón liguero para continuar con su trabajo grupal, con estrategia y con partidos en espacio reducido. Con trabajo individualizado estuvieron Luis Pérez y Lucas Olaza, mientras que Roque Mesa también entrenó al margen a causa de una cervicalgia, por lo que se desconoce si estará de la partida ante Osasuna.

Los de Pacheta mantienen así el ritmo de competición en una semana anómala por la falta de jornada oficial. Un choque que servirá, en palabras de Iván Sánchez, para “seguir rodando” ante un rival “en buen estado de ánimo”. No en vano el Osasuna es uno de los equipos más destacados en este arranque liguero al sumar 12 puntos, mientras que el Pucela acumula cuatro situado en la zona baja.

Para este amistoso, el técnico blanquivioleta no contará con los cuatro jugadores internacionales ya que Weissman, Gonzalo Plata, El Yamiq e Iván Fresneda se encuentran concentrados con sus respectivas selecciones.