Un guardia civil salva la vida a un hombre en Laguna de Duero tras aplicarle un torniquete

La Guardia Civil ha auxiliado este lunes a una persona que tenía varias lesiones en un intento autolítico salvándole la vida gracias a la práctica de un torniquete. El incidente ocurrió el pasado 10 de junio en la localidad vallisoletana de Laguna de Duero, cuando la Guardia Civil recibió un aviso de la madre de la víctima que informó que su hijo estaba herido en su domicilio, y precisamente esa llamada fue crucial para salvar la vida al varón. Al llegar al lugar de los hechos, los agentes encontraron a la víctima con varias heridas que comprometían seriamente su salud.

Ante la gravedad de las lesiones, uno de los agentes, utilizando formación en primeros auxilios, procedió a aplicar un torniquete, de dotación oficial, para controlar la hemorragia severa que tenía. La rápida y precisa actuación del agente fue crucial para estabilizar a la víctima hasta la llegada de los servicios sanitarios, siendo reconocido por el equipo médico como determinante para salvar la vida de la persona herida. Posteriormente, la víctima fue trasladada al hospital, donde recibió la atención médica especializada y de la que se espera una evolución favorable. Precisamente, desde la Agrupación de Guardias Civiles de Valladolid ponen en valor la importancia de los cursos de formación, en esta ocasión el agente que salvó la vida al hombre había acudido días antes a un curso de control de hemorragias.

Desde la Agrupación señalan que el pasado diciembre solicitaron al Coronel Jefe de la Comandancia de Valladolid que se adquirieran a esta formación, junto a la Policía Municipal, con el único objetivo de salvar vidas. Asimismo, desde la Guardia Civil reafirman su compromiso con la seguridad y el bienestar de la ciudadanía, agradeciendo a los compañeros por la dedicación y profesionalismo demostrados en situaciones como ésta