Un bonito encuentro intergeneracional en Valladolid para luchar contra la soledad no deseada

El proyecto europeo de lucha contra la soledad no deseada ‘Moai Labs’ celebra hoy su acto final en Valladolid, un encuentro intergeneracional a través de actividades lúdico-culturales que permitan la creación de lazos sociales entre las personas, el fomento del sentimiento de pertenencia a la comunidad y la promoción de estar acompañados. “La finalidad de estas actividades es concienciar a la sociedad sobre la situación de los mayores que se sienten solos, destacando la importancia de la solidaridad de la comunidad y el valor de las acciones intergeneracionales y la cultura como motores de impulso de la sociabilización”, ha explicado el director general de Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Atención a la Dependencia, Eduardo García Brea, encargado de inaugurar la jornada.

En el evento participan cerca de un millar de mayores y niños de los colegios vallisoletanos Amor de Dios, San Juan Bautista de La Salle, Cardenal Mendoza y Maristas La Inmaculada. La soledad que experimentan las personas mayores es la mayor epidemia de este siglo ya que implica riesgo de muerte prematura, empeoramiento de la salud, deterioro físico y cognitivo, enfermedad mental y pérdida de calidad de vida. A todo ello se suma que el aislamiento social y la soledad de las personas mayores son un fenómeno de difícil detección, que no cuenta con programas integrales específicos para su manejo.

El objetivo de ‘Moai Labs’ es crear el primer laboratorio europeo -Living Lab- dedicado a la investigación multidisciplinar, desarrollo e innovación social en el ámbito de la soledad no deseada y el aislamiento social, que contará con una metodología participativa propia. “Se establecerán grupos consultivos: por una parte, los Grupos de Expertos por Experiencia, integrados por mayores que experimentan soledad, y, por otra, Grupos de Demanda Temprana, formados por empresas y administraciones públicas, que buscan ofrecer soluciones al reto de la soledad.

Para conseguir este reto, se plantea una primera fase basada en el estudio y caracterización de la soledad y el aislamiento social en la que se realizará una revisión de la literatura científica y buenas prácticas, así como un trabajo de campo con los Grupos de Expertos por Experiencia de cada uno de los cinco Living Labs que participan en el proyecto para la comprender mejor el problema, las necesidades reales y deseos de las personas.

La segunda fase se centra en el desarrollo tecnológico por parte de las empresas externas de los dos desafíos planteados en la etapa anterior, contando siempre con las evaluaciones intermedias de las personas mayores. De esta forma, se mejorará la adecuación de las soluciones basadas en tecnología innovadora a las necesidades, expectativas y deseos de las personas mayores que sufren la soledad no deseada. Además, los expertos del consorcio ‘Moai Labs’ ayudarán a las empresas a llevar sus soluciones al mercado con éxito, a través de un Programa de Aceleración de la Comercialización.

La última fase del proyecto ‘Moai Labs’ persigue pilotar las soluciones innovadoras creadas en la etapa anterior en entornos reales de vida y continuando con la aplicación de metodologías de co-creación y participación. De forma complementaria, se extraerán conclusiones del pilotaje, se evaluará el impacto y se pondrán en marcha acciones de transferencia de conocimiento para integrar los resultados y lecciones aprendidas en el proyecto en las políticas regionales, nacionales y europeas, en materia de lucha contra la soledad y el aislamiento socializó.